Para reducir la resistencia antimicrobiana

El ECDC alerta de la necesidad de un uso “más apropiado” de los antibióticos

Fuera de los hospitales, la aparición y propagación de bacterias resistentes a los antibióticos se debe, principalmente, al uso inadecuado que hacemos de los antibióticos.

Hombre consumiendo un medicamento (Foto. Freepik)
Hombre consumiendo un medicamento (Foto. Freepik)

time 3 min

28.07.2021 - 00:00

La resistencia a los antibióticos se erige como una de las grandes preocupaciones en materia de salud pública. La directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), María Jesús Lamas, alertaba recientemente que “es una amenaza que afecta directamente a las vidas de nuestros países, es creciente y cada año hay mayor porcentaje de resistencias”. En nuestro país y según los datos ofrecidos por Lamas, las resistencias a los antibióticos producen anualmente 33.000 muertes como resultado de infecciones que no pueden resolverse y suponen “un coste directo de 1.100 millones de euros al año”.

Fuera de los hospitales, la aparición y propagación de bacterias resistentes a los antibióticos se debe, principalmente, al uso inadecuado que hacemos de los antibióticos. Si ponemos el foco en el caso de la Unión Europea, a pesar de que algunos países están cosechando éxitos a la hora de abordar el correcto consumo de los antibióticos, no se ha producido una disminución significativa en el conjunto de los Estados miembros y los pertenecientes al Espacio Económico Europeo (EEE), de acuerdo a un nuevo informe elaborado por expertos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) e investigadores de las universidades de Amberes y Hasselt.

Este documento informa de que las diferencias comunitarias en el consumo de antibióticos entre los países europeos no han dejado de crecer desde 1997. Se aprecian grandes variaciones estacionales generalmente asociadas con el uso inadecuado ante las infecciones virales autolimitadas que se producen durante el invierno. El informe señala que, en el caso de las penicilinas, grupo de antibióticos más consumido en comunidad (fuera del entorno hospitalario), se ha pasado de un espectro reducido a uno amplio mientras que ha aumentado el consumo de quinolonas con la variación estacional.

“Su uso excesivo e inadecuado han provocado resistencia a los antibióticos, una importante amenaza para la salud pública, que ha provocado fracasos en el tratamiento, aumento de los costos de atención y aumento de la mortalidad de los pacientes con infecciones resistentes a los antibióticos”

“Los antibióticos juegan un papel clave en el tratamiento de infecciones bacterianas. Con el tiempo, su uso excesivo e inadecuado han provocado resistencia a los antibióticos, una importante amenaza para la salud pública, que ha provocado fracasos en el tratamiento, aumento de los costos de atención y aumento de la mortalidad de los pacientes con infecciones resistentes a los antibióticos”, advierten los responsables del informe.

“La información confiable sobre el consumo de antibióticos es un recurso esencial en la lucha contra la resistencia a los antibióticos para informar las actividades de administración de los antimicrobianos, establecer objetivos para el uso de grupos de antibióticos específicos y monitorear el cumplimiento de las directrices nacionales”, añaden.

La calidad general del uso de antibióticos en la comunidad, medida por varios indicadores de calidad, ha disminuido en los últimos años. Entre estos indicadores destacan el consumo total de antibióticos en la comunidad, su variación estacional, proporción de antibióticos de espectro amplio a reducido y la variación estacional de quinolonas. El ECDC indica que todos estos problemas “representan oportunidades para mejorar el uso de los antibióticos en la comunidad”.

LA OMS ALERTA DE LA ESCASEZ DE ANTIBIÓTICOS INNOVADORES

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado recientemente de que "a pesar de la creciente conciencia de la amenaza urgente de la resistencia a los antibióticos", continuamos enfrentándonos a un importante desafío: la falta de antibióticos innovadores.

"El mundo sigue sin desarrollar tratamientos antibacterianos que se necesitan desesperadamente", recoge en un informe que muestra que ninguno de los 43 antibióticos que actualmente están en desarrollo clínico aborda suficientemente el problema de la resistencia a los medicamentos en las bacterias más peligrosas del mundo.

"El fracaso persistente para desarrollar, fabricar y distribuir nuevos antibióticos eficaces está alimentando aún más el impacto de la resistencia a los antimicrobianos (RAM) y amenaza nuestra capacidad para tratar con éxito las infecciones bacterianas", advierte el doctor Hanan Balkhy, subdirector General de la OMS sobre RAM.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto