CRECEN LOS PROBLEMAS DE SALUD MENTAL CON LA COVID

Covid-19 y salud mental: Las tasas de depresión se triplicaron y los síntomas se intensificaron

Las personas con ingresos más bajos y que experimentaron múltiples factores estresantes relacionados con Covid tenían más probabilidades de sufrir depresión

Depresión (Foto: Pixabay)
Depresión (Foto: Pixabay)

time 1 min

05.10.2021 - 15:00

Tanto los profesionales de la salud mental como diversos estudios demuestran cada vez más el impacto "catastrófico" que ha tenido la pandemia de la Covid-19 en la salud mental. La depresión, la ansiedad, el agravamiento de patologías previas... la pandemia y el estrés continuado han aumentado esta situación, en cifras con un crecimiento de hasta el 200% de casos con respecto al año anterior.

En este sentido, un nuevo estudio estadounidense publicado en 'The Lancet Regional Health' ha reflejado que la depresión en la población estadounidense "persistió y empeoró durante el primer año de la pandemia de Covid-19".

Según los hallazgos, el 32,8% de los adultos estadounidenses experimentaron síntomas depresivos elevados en 2021, en comparación con el 27,8% de los adultos en los primeros meses de la pandemia en 2020, y el 8,5% antes de la pandemia. Factores como los bajo ingresos, no estar casado o experiencia de múltiples factores estresantes han agravado esta situación. 

“Las poblaciones de bajos ingresos se han visto afectadas de manera desproporcionada por la pandemia y los esfuerzos para avanzar deben tener en cuenta a esta población”

“Las poblaciones de bajos ingresos se han visto afectadas de manera desproporcionada por la pandemia y los esfuerzos para avanzar deben tener en cuenta a esta población”, reivindica la autora principal del estudio, Catherine Ettman. "Abordar factores estresantes como la pérdida del empleo, los desafíos para acceder al cuidado de los niños y las dificultades para pagar el alquiler ayudará a mejorar la salud mental de la población y reducirá las desigualdades que se han profundizado durante la pandemia".

"La alta prevalencia sostenida de la depresión no sigue patrones después de eventos traumáticos previos como el huracán Ike y el brote de ébola", dice el autor principal del estudio, el Dr. Sandro Galea. “Por lo general, esperaríamos que la depresión alcance su punto máximo después del evento traumático y luego disminuya con el tiempo. En cambio, descubrimos que a los 12 meses de la pandemia, los niveles de depresión seguían siendo altos ".

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto