El organismo ha respondido

“Informe The Lancet”: estas son las críticas de los expertos a la gestión de la pandemia de la OMS

Entre las críticas que se recogen en el documento destacan la tardanza en la declaración de la Covid-19 como una emergencia de salud pública de importancia internacional y el tiempo que tardó en reconocer la transmisión aérea.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus (Foto. OMS)
El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus (Foto. OMS)

time 4 min

16.09.2022 - 13:00

Nadie estaba preparado para lo que nos ha tocado vivir. Esta es la frase que más hemos escuchado repetir desde que el surgimiento del SARS-CoV-2 inició, hace más de dos años y medio, la peor pandemia a la que la humanidad ha tenido que hacer frente en, al menos, los últimos 100 años.

A pesar de esto, las distintas estrategias seguidas por los gobiernos y las autoridades sanitarias han sido puestas en tela de juicio en términos de eficacia, rapidez con la que se adoptaron o grado de ajuste a la realidad epidemiológica de cada una de las situaciones en las que fueron puestas en marcha.

En este sentido la Comisión The Lancet ha publicado los resultados de un análisis de dos años de duración elaborado por un nutrido grupo de expertos internacionales en diversos campos. A través de este documento se critican las estrategias seguidas para combatir la Covid-19 y se realizan una serie de recomendaciones a modo de aprendizajes que deberían asumirse con el objetivo de estar mejor preparados ante la próxima crisis sanitaria global.

Entre las críticas que los expertos emiten destacan las focalizadas en la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo con las conclusiones del informe reprochan que la OMS “actuó con demasiada cautela y lentitud en varios asuntos importantes”. Entre estos hacen referencia al tiempo que el organismo tardó en advertir sobre la transmisibilidad entre seres humanos del SARS-CoV-2, la tardanza a la hora de declarar el nuevo coronavirus como una emergencia sanitaria de importancia internacional y lo tarde que mostró su apoyo a los protocolos relativos para restringir los viajes internacionales que fueron diseñados para frenar la propagación del virus.

Los expertos critican además que la OMS actuó demasiado tarde a la hora de respaldar públicamente el uso de mascarillas como una intervención no farmacológica vital para evitar nuevos contagios, y que reconoció demasiado tarde la transmisión aérea del SARS-CoV-2.

En cuanto a las recomendaciones efectuadas sobre la OMS, el informe indica que debe intensificar los esfuerzos, junto a los gobiernos y comunidad científica, en “la búsqueda de los orígenes del SARS-CoV-2, investigando tanto un posible origen zoonótico como un posible origen asociado a la investigación en laboratorio”. Precisamente el barajar esta segunda posibilidad fue el motivo que impidió a la OMS continuar la segunda fase de su investigación sobre los orígenes del virus en China.

Los expertos critican además que la OMS actuó demasiado tarde a la hora de respaldar públicamente el uso de mascarillas como una intervención no farmacológica vital para evitar nuevos contagios, y que reconoció demasiado tarde la transmisión aérea del SARS-CoV-2

El informe señala que la OMS debería ampliar el Consejo Científico, incluyendo expertos de diversos campos y procedentes de las seis regiones que componen el organismo. Los expertos manifiestan que, sin duda, “la OMS debe ser fortalecida”, y establecen que “la comunidad mundial no debe establecer nuevos centros de política y financiación de la salud global que compitan con el papel central de la OMS o lo socaven”.

LA RESPUESTA DE LA OMS

Tras la publicación del informe la OMS ha respondido a las críticas de The Lancet a través de su perfil de Twitter. “La OMS acoge con beneplácito las recomendaciones generales del informe de la Comisión The Lancet sobre las lecciones aprendidas de la pandemia de Covid-19. Las recomendaciones se alinean con nuestro compromiso con una mayor preparación, prevención y respuesta ante pandemias a nivel mundial, regional y nacional”, exponen.

“Al mismo tiempo, hay varias omisiones y malas interpretaciones clave en el informe, sobre todo con respecto a la emergencia de salud pública de importancia internacional y la velocidad de alcance de las acciones de la OMS”.

De acuerdo con la información recogida por la OMS, el 31 de diciembre de 2019 la Comisión Municipal de Salud de Wuhan (provincia de Hubei, China), notificaba un conjunto de casos de neumonía de origen desconocido. El 1 de enero de 2020 la OMS establece el correspondiente Equipo de Apoyo a la Gestión de Incidentes en los tres niveles de la organización y se establece el Estado de Emergencia para abordar el brote. Es el 4 de enero de 2020 cuando la OMS informa a través de sus redes sociales del conjunto de casos de neumonía de origen desconocido.

El 10 de enero de 2020 la OMS publica un conjunto de orientaciones técnicas destinadas a todos los países sobre la forma de detectar los casos, realizar pruebas de laboratorio y gestionar las posibles infecciones. Estas recomendaciones se remiten a todas las oficinas regionales de la OMS.

"Hay varias omisiones y malas interpretaciones clave en el informe, sobre todo con respecto a la emergencia de salud pública de importancia internacional y la velocidad de alcance de las acciones de la OMS"

El 14 de enero de 2020 la OMS reconoce en rueda de prensa la transmisión limitada entre seres humanos. Esta se confirma el 22 de enero. Entre el 22 y  el 23 de enero el director general de la OMS convoca el Comité de Emergencia según lo previsto en el Reglamento Sanitario Internacional para evaluar si constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional. No se alcanza un acuerdo y se convoca una nueva reunión en el plazo de 10 días. Antes de que se cumpla el plazo, el 30 de enero el director general de la OMS convoca de nuevo al Comité de Emergencias que recomienda la declaración de la emergencia de salud pública de importancia internacional.

El 3 de febrero la OMS publica el Plan Estratégico de Preparación y Respuesta para ayudar a los países. Alarmada por las elevadas tasas de transmisión del virus la OMS declara el 11 de marzo de 2020 que la Covid-19 puede caracterizarse como una pandemia.

En relación a las mascarillas como mecanismo eficaz para evitar los contagios, la OMS no reconoció hasta el 10 de julio de 2020 que podrían ser de utilidad en espacios cerrado ya que no se podía descartar la transmisión por aerosoles. Hasta este momento tampoco reconocía abiertamente la transmisión aérea del virus.

“La OMS acoge con satisfacción la aprobación por parte de la Comisión de un Acuerdo de Pandemias para fortalecer el Reglamento Sanitario Internacional y mejorar la financiación. Estos son temas fundamentales en la visión del doctor Tedros, tal y como se expresa en las cinco prioridades fijadas para su segundo mandato”, concluye la respuesta de la OMS.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto