Menú
VIAJE A LA ZONA CERO DEL CORONAVIRUS EN CATALUÑA

El Hospital Arnau de Vilanova de Lleida resiste el embate de la Covid-19: "Es nuestro peor momento"

El centro hospitalario vive estos días su saturación por el ingreso constante de pacientes con Covid-19. Tres de sus plantas ya están llenas, una cuarta se habilitará de forma inminente y preocupa la situación de sus UCI.

Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida (Foto. Instituto Catalán de Salud)
Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida (Foto. Instituto Catalán de Salud)

time 3 min

27.07.2020 - 13:00

Si se utilizase lenguaje bélico para describir la pandemia de coronavirus, el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida vendría a ser como un fuerte que en estos momentos resiste al embate de la Covid-19 en Cataluña.

Inaugurado en 1956 y el centro de referencia para las regiones sanitarias de Lleida y del Alto Pirineo y Arán, el Arnau de Vilanova es uno de los centros hospitalarios más afectados por la aparición de los brotes en la comunidad autónoma, de hecho la comarca del Segrià fue la primera en sufrir un nuevo impacto por parte de la pandemia con los rebrotes del SARS-Cov-2 debido a los temporeros. Ahora, cada día que pasa, el centro sanitario es ocupado por más y más pacientes con Covid-19.

Según Europa Press, el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida tiene hospitalizadas a 85 personas, 11 de ellas en la Unidad de Ciudados Intensivos (UCI).

Las clínicas privadas "ya están llenas" y se estudian traslados a hospitales de Manresa, Igualada, Reus, Tarragona y alguno del área metropolitana de Barcelona para atención de críticos. El médico responsable de la planta Covid-19 del hospital, José Luis Morales, informó el pasado viernes que ya se llevaron a cabo algunos traslados de pacientes no positivos en coronavirus a otros centros hospitalarios catalanes como el Vall d’Hebron (Barcelona), con el fin de “ir ganando espacio”. 

"El Departamento de Salud no está implementando medidas acordes para atajar lo que puede venir"

En Lleida están avanzando las obras para adecuar el pabellón Onze de Setembre como hospital, con la previsión de que las instalaciones estén acabadas durante la primera semana de agosto. Todo parece poco ante unos brotes que el Gobierno central y el Govern de Quim Torra defienden que están controlados o cercanos a su control. 

José Ángel Montañés, delegado del sindicato Metges de Catalunya en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, califica la situación actual que viven en el hospital como "el peor momento" y critica la falta de previsión del Departamento de Salud de la Generalitat. "La previsión que hacen las autoridades sanitarias no está siendo correcta, no tienen una visión a medio/largo plazo y no se están implementando medidas acordes para atajar lo que puede venir", indica.

Este médico de Urgencias del Arnau de Vilanova explica que la Consejería de Salut que dirige Alba Vergés no debe centrar sus esfuerzos en atajar rebrotes puntuales y afirma que "debemos ser un poco más ambiciosos". "Nos vamos a tener que enfrentar a una situación sanitaria muy complicada porque todavía estamos a mediados de verano, todavía tienen que llegar el otoño y el invierno. Lo que no se puede es focalizar todas las medidas sanitarias en paliar la situación hasta que llegue una vacuna, para eso tardaremos aún año y medio", alerta José Ángel Montañés.

Instalaciones de emergencias junto al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, capital de la comarca del Segrià. (Foto. David Zorrakino - Europa Press)Instalaciones de emergencias junto al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, capital de la comarca del Segrià. (Foto. David Zorrakino - Europa Press)

A la falta de previsión de la Generalitat, se suma que en este momento el centro hospitalario tiene tres de sus plantas llenas de pacientes Covid-19 y el número de nuevos casos no para de crecer. "Inminentemente tendremos que abrir una cuarta y una quinta planta. Además, en las Unidades de Cuidados Intensivos no paran de ingresar nuevos pacientes, sin dar ningún alta, con lo que esto supone", comenta el portavoz de Metges en Lleida.

José Ángel Montañés sostiene que pese a que los brotes en la comarca del Segrià podrían estar casi controlados, la mejoraría de la situación epidémica no se notará hasta esta semana. "Ahora estamos en el peor momento, tanto a nivel hospitalario como en Atención Primaria. Con la falta de medios que hay, los profesionales sanitarios estamos desbordados", reconoce.

Este urgenciólogo exige un cambio de estrategia por parte del Govern y espera que las medidas impuestas den sus frutos en los próximos 15 días. "Habrá una mejoría pero entiendo que seguiremos viviendo una situación complicada. Da la sensación de que tendríamos que acostumbrarnos a tener un volumen alto de pacientes con Covid-19", lamenta este facultativo leridano.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto