Se subestima la prevalencia de reinfecciones

¿Qué sabemos hasta el momento sobre las reinfecciones por la variante Ómicron?

La alta transmisibilidad de la variante Ómicron ha disparado los casos de reinfección en España que registra en apenas 20 días, casi la mitad de los casos registrados en toda la pandemia.

Test de antígenos negativo (Foto. ConSalud.es)
Test de antígenos negativo (Foto. ConSalud.es)

time 4 min

20.01.2022 - 00:00

Un informe elaborado por investigadores del Equipo de Respuesta Covid-19 del imperial College de Londres revelaba a finales del pasado mes de diciembre que el riesgo de reinfección con la variante Ómicron (B.1.1.529, detectada originalmente en Sudáfrica) es 5,4 veces mayor que con la variante Delta (B.1.617.2, detectada originalmente en India). De acuerdo con los datos publicados la nueva variante del SARS-CoV-2, prácticamente dominante ya en la mayoría de países en apenas un mes y medio desde su detección, la protección proporcionada por una infección previa frente a Ómicron sería del 19%.

Los investigadores hallaron un riesgo significativamente mayor de desarrollar un caso sintomático de Covid-19 provocado por la variante Ómicron en comparación con Delta para aquellos en los que habían transcurrido dos o más semanas de su segunda dosis de vacuna, y dos o más semanas después de su dosis de refuerzo (para las vacunas de AstraZeneca y Pfizer). 

“Este estudio proporciona más evidencia de la medida muy sustancial en la que Ómicron puede evadir la inmunidad previa otorgada tanto por infección como por vacunación. Este nivel de evasión inmunológica significa que Ómicron representa una amenaza importante e inminente para la salud pública”, declara el profesor del Imperial College, Neil Ferguson.

"Cuantificar el riesgo de reinfección y la efectividad de la vacuna contra Ómicron es esencial para modelar la probable trayectoria futura de la ola de Ómicron y el impacto potencial de la vacunación y otras intervenciones de salud pública", añade el también profesor de la institución, Azra Ghani.

“Este estudio proporciona más evidencia de la medida muy sustancial en la que Ómicron puede evadir la inmunidad previa otorgada tanto por infección como por vacunación. Este nivel de evasión inmunológica significa que Ómicron representa una amenaza importante e inminente para la salud pública”

Hasta la aparición y posterior expansión de Ómicron, los casos de reinfección provocados por el SARS-CoV-2 eran prácticamente anecdóticos. Según un reciente análisis realizado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), en 15 días se han producido en nuestro país más reinfecciones que en toda la pandemia: 20.890. Hasta la fecha, el histórico de reinfecciones registradas en España se sitúa en 38.030. Los expertos tranquilizan señalando que la mayoría de los casos son leves o asintomáticos, pero no se descarta que estas reinfecciones puedan provocar algunos casos graves.

Los expertos alertan de que los estudios probablemente subestiman la prevalencia de las reinfecciones por SARS-CoV-2, puesto que muchas segundas infecciones se cursan de forma leve e, incluso, algunas asintomáticas. “La infección natural puede proporcionar una mejor inmunidad de reacción cruzada que las vacunas contra la Covid-19 actuales contra las variantes, porque produce células T capaces de reconocer las proteínas internas en el virus, así como la proteína de pico”, expone en declaraciones concedidas al Financial Times Charles Bangham, profesor de Inmunología del Imperial College de Londres.

Otra investigación publicada de forma pre-impresa en medRxiv, indica que la infección previa ofrece una protección frente a la reinfección frente a las variantes Alfa (B.1.1.7, detectada originalmente en Reino Unido), Beta (B.1.351, detectada originalmente en Sudáfrica) y Delta, del 90,2, 84,8 y 92% respectivamente. En el caso de la variante Ómicron, la protección generada por una infección previa se reduce drásticamente hasta el 56%.

Los resultados de esta investigación ponen de manifiesto que la reinfección sintomática es relativamente común y representa más de una quinta parte de todas las infecciones confirmadas en niños

A pesar de que la evidencia científica sugiere que las reinfecciones suelen ser menos graves, los expertos recalcan que no se puede subestimar al virus. Especialmente en los casos de aquellas personas que no están vacunadas o que no han completado la pauta de inmunización. En este sentido cabe señalar que la primera muerte por Ómicron reportada en Estados Unidos fue la de un hombre de 50 años que había cursado la infección con anterioridad, pero no se había vacunado. “Debe tomar las vacunas que se ofrecen porque mejorarán en gran medida su protección inmunológica”, advierte el doctor Bangham.

¿QUÉ SUCEDE CON LOS NIÑOS?

Un reciente estudio pre-impreso a la espera de ser revisado por pares publicado en medRxiv analiza el riesgo de reinfección en los niños.

Desde el inicio de la pandemia la evidencia indica que, en la mayoría de las ocasiones, los niños y jóvenes cursan la Covid-19 de forma leve o asintomática, aunque algunos han desarrollado complicaciones como síntomas persistentes (el conocido como “Covid prolongado”) o síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico. Situaciones más comunes en los niños de menor edad y aquellos que presentan comorbilidades.

Los responsables de este trabajo definieron la reinfección como una prueba RT-PCR positiva después de la confirmación de una infección anterior mediante un ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA) positivo y/o una prueba PCR positiva a los 60 días o más después o más de un resultado positivo en PCR anterior.

Todas las reinfecciones se produjeron en el periodo analizado relativo a 2021 y causadas por variantes de preocupación (VOC, por sus siglas en inglés) como Gamma (P.1, detectada originalmente en Brasil) y Delta (B.1.617.2, detectada originalmente en India). Una tendencia observada en el resto de grupos poblacionales del país. La mayoría de las infecciones registradas fueron leves o asintomáticas, aunque los niños menores de dos años tuvieron hasta cinco veces más posibilidades de cursar la enfermedad de forma grave que los que contaban con edades comprendidas entre los cinco y los nueve años. En general, solo el 6% cursó una enfermedad grave. Aproximadamente una décima parte de los casos desarrolló Covid prolongado.

Los resultados de esta investigación ponen de manifiesto que la reinfección sintomática es relativamente común y representa más de una quinta parte de todas las infecciones confirmadas en niños.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto