Actualización del ECDC

Vacunación parcial, infección previa y pautas heterólogas: ¿qué dice la evidencia científica?

La evidencia actualizada indica que, por ejemplo, la combinación de Vaxzevria y vacunas de ARNm induce una fuerte respuesta humoral contra el SARS-CoV-2, y provoca una respuesta de células T más elevada.

Científico analizando muestras de sangre (Foto. Freepik)
Científico analizando muestras de sangre (Foto. Freepik)

time 4 min

29.07.2021 - 00:00

Efectividad de la vacunación parcial, inmunogenicidad y efectividad de los sueros en individuos con infección previa por SARS-CoV-2, y seguridad e inmunogenicidad de las pautas de vacunación heterólogas. Estos son tres de los aspectos que más dudas generan sobre las vacunas desarrolladas contra la COVID-19.

Contar con evidencia científica actualizada sobre estos temas resulta de vital importancia a la hora de diseñar o modificar las estrategias nacionales de vacunación masiva e informar a la población de las razones por las que se determina la administración de un determinado suero u otro según el grupo poblacional del que se trate. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), ha recopilado en nuevo informe la evidencia científica más actual relativa a estas cuestiones que se muestra a continuación.

EVIDENCIA SOBRE VACUNACIÓN PARCIAL

  • Los datos disponibles, en diferentes grupos de población y variantes preocupantes (COV, por sus siglas en inglés) del SARS-CoV-2, confirman que la protección contra la infección asintomática y sintomática y la enfermedad grave conferida por dos dosis de vacuna (Comirnaty, Spikevax y Vaxzevria) es significativamente mayor que con la vacuna parcial. La evidencia es limitada sobre la efectividad a largo plazo de la vacunación parcial.
  • La evidencia preliminar de algunos estudios indica que las personas que están parcialmente vacunadas están menos protegidas contra la infección sintomática frente a la variante Delta (B.1.617.2, detectada originalmente en India) que contra la variante Alfa (B.1.1.7, detectada originalmente en Reino Unido), independientemente del tipo de vacuna. Sin embargo, la vacunación completa proporciona una protección casi equivalente contra estas variantes.

La evidencia actualizada refuerza las anteriores recomendaciones del ECDC en un escenario en el que se incrementa la presencia de la variante Delta: la vacunación completa debe lograrse lo antes posible y la segunda dosis del suero debe administrarse transcurrido el intervalo más corto posible, dando prioridad a los grupos de población con mayor riesgo de resultados graves después de la infección por SARS-CoV-2.

PERSONAS QUE HAN SUPERADO LA INFECCIÓN

  • Los estudios de regímenes de dosis única de Comirnaty, Spikevax y Vaxzevria en individuos previamente infectados por SARS-CoV-2 indican que las respuestas inmunitarias celulares y de anticuerpos son comparables a las de los individuos sin experiencia que completan el régimen de dos dosis. Sin embargo, los datos sobre la duración a largo plazo de la inmunidad protectora son escasos.
  • Se debe tener precaución al traducir los datos de inmunogenicidad en protección contra los resultados clínicos de COVID-19. Actualmente, no hay evidencia disponible sobre criterios de valoración clínicos, como el riesgo de infección confirmada por laboratorio y enfermedad sintomática para individuos previamente infectados que reciben solo una dosis de una vacuna destinada a un régimen de dos dosis.

Los estudios de regímenes de dosis única de Comirnaty, Spikevax y Vaxzevria en individuos previamente infectados por SARS-CoV-2 indican que las respuestas inmunitarias celulares y de anticuerpos son comparables a las de los individuos sin experiencia que completan el régimen de dos dosis

Es por esto que desde el ECDC manifiestan que “dadas las lagunas de evidencia actuales, como precaución, se debe considerar la administración continua de un régimen de dos dosis, según la autorización de la EMA, particularmente para aquellas personas con mayor riesgo de resultados graves después de la infección por SARS-CoV-2”.

VACUNACIÓN HETERÓLOGA

  • La evidencia de los estudios sobre la vacunación heteróloga (basada en la combinación de dosis de distintas vacunas) sugiere que la combinación de Vaxzevria y vacunas de ARNm induce una fuerte respuesta humoral contra el SARS-CoV-2, y provoca una respuesta de células T más elevada que las combinaciones homólogas. Aunque se observó un aumento de la reactogenicidad sistémica leve a moderada después de la administración de la segunda dosis, los regímenes heterólogos generalmente se toleraron bien.
  • Varios países de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo emplean actualmente programas de inmunización basados en la combinación de dosis, principalmente con la inoculación de una vacuna de ARNm (Comirnaty o Spikevax) después de una primera inyección de Vaxzevria, especialmente para completar el ciclo de vacunación en caso de reacciones graves después de la primera dosis o para otras razones de precaución basadas en protocolos nacionales. La evidencia actual proporciona bases científicas para esperar que estos enfoques "no autorizados" sean seguros y provoquen una respuesta inmunitaria satisfactoria.

“Si bien la investigación está en curso para proporcionar más evidencia sobre la seguridad a largo plazo, la duración de la inmunidad y la efectividad, el uso de esquemas heterólogos puede ofrecer flexibilidad en términos de opciones de vacunación, en particular para mitigar el impacto en el lanzamiento de la vacuna en caso de que no esté disponible un producto de vacuna. o si se interrumpe o se detiene”, concluye el informe del ECDC.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto