Menú
DÉFICIT DE PEDIATRAS EN ESPAÑA

La falta de pediatras en Atención Primaria dificulta una buena atención a los niños

Desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) denuncian el déficit de estos profesionales en el primer nivel asistencial. ConSalud.es ha hablado con su vicepresidente para abordar esta cuestión.

Paciente pediátrico en la consulta (Foto. Freepik)
Paciente pediátrico en la consulta (Foto. Freepik)

time 3 min

06.03.2020 - 14:00

La falta de pediatras en Atención Primaria en España es un problema que se viene denunciando desde hace 20 años por parte de profesionales y de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). Sin embargo, pese a estas quejas, no han conseguido que la situación se solvente.

Este último año, por ejemplo, las plazas de pediatría en este primer nivel asistencial han tenido un aumento de 48 plazas, que aunque no solucionan el problema, según los expertos, dan muestra de un avance en la línea que hay que seguir para resolver este déficit.

En un estudio publicado en la revista ‘Pediatría Atención Primaria’, se recogen las salidas laborales de los residentes de Pediatría en el periodo 2014 y 2017. Los resultados muestran que un 30% de los residentes van a Atención Primaria, un 50% a Medicina Hospitalaria, un 10% se dedican a la medicina privada y el 10% restante realizan otras formaciones (máster, becas, etc.).

“El que todas las plazas de pediatría de atención primaria no estén ocupadas por pediatras hace que no sean vistos por el profesional mejor formado”

En esta línea, el Dr. Pedro Gorrotxategi, coordinador del grupo profesional y vicepresidente de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), en declaraciones a Consalud.es, relata que la falta de pediatras en este primer nivel asistencial se debe, “en primer lugar, a la falta de formación de pediatras vía MIR. En segundo lugar, a que las plazas son poco atractivas: hay horarios de tardes y poca posibilidad de conciliación con la vida familiar. Y, además, los hospitales ofrecen puestos más deseables y hay muchos que acuden a la medicina privada como salida laboral”.

Ante esta situación, este experto apunta como cambio para mejorar el déficit, “aumentar las plazas de formación MIR, que ya se está haciendo, y hacer las plazas de atención primaria más atractivas, menos horarios de tardes, mejor conciliación familiar, no existencia de cupos excesivos, etc.”.

“Para que el residente valore positivamente la pediatría de atención primaria un aspecto fundamental es que se aumenten las rotaciones por el primer nivel asistencial y que los pediatras de primaria sean los tutores principales de algunos residentes con lo que éstos valorarían mejor el trabajo y las competencias del pediatra de atención primaria”, asegura el vicepresidente de la AEPap.

Pedro Gorrotxategi (Foto. ConSalud)

LOS NIÑOS FRENTE AL PROBLEMA

El hecho de que las plazas de pediatras de atención primaria no estén ocupadas por especialistas en pediatría afecta de una manera directa a los niños y padres a la hora de atenderles, ya que muchas veces los niños no son atendidos por el mejor profesional formado para la atención infantil y les atienden profesionales con diferentes titulaciones: médicos sin especialidad, médicos de familia, médicos extranjeros con el título homologado o no, y todo eso lo desconocen los padres. “Generalmente, los padres desconocen si ese profesional es pediatra o no lo es”, apunta Gorrotxategi.

“Existen, según datos del ministerio, 671 plazas con más de 1.200 TISes”

Por otro lado, la fuerte carga asistencial a la que se someten los pediatras es otro problema de doble factor que afecta a los pacientes atendidos y a los profesionales, impidiendo ofrecer al paciente una consulta óptima. "Actualmente la cifra razonable de pediatras en España debería ser aproximadamente de 8.000", según el especialista. Sin embargo, según datos del año 2018, el número de plazas de pediatra existentes en España es de 6.402 plazas.

A su vez, según se recoge en el Marco estratégico para la atención primaria de 2019, publicado en el BOE, el número máximo de Tarjetas Individuales Sanitarias (TIS) no pueden sobrepasar a más de 1.000, con un margen máximo del 10%.

“Existen, según datos del ministerio, 671 plazas con más de 1.200 TIS por lo que ese número se debería aumentar de forma inmediata, con lo que el número mínimo de plazas de pediatría de atención primaria quedaría en 7.073. Y desconocemos el número exacto de plazas entre 1.100 y 1.200 que también se deberían desdoblar con lo que un número razonable sería 8000 pediatras”, explica el Dr. Gorrotxategi.

LA INVESTIGACIÓN EN ESTE SECTOR

El colapso de las consultas y la sobrecarga de las TIS por profesional producen un frenazo en la investigación de este colectivo, apunta el vicepresidente de la AEPap, “sí que dificulta la investigación, pero muchos pediatras de atención primaria, fuera de las consultas y en su tiempo de ocio realizan labores de investigación clínica. Una prueba de ello es que en el pasado congreso ha habido más de 100 comunicaciones de pediatras o de grupos de investigación pediátrica de atención primaria”

“Sería necesario para mejorarlo, tener más tiempo dentro de las consultas para realizar proyectos de investigación, hacer desaparecer los cupos inasumibles y tener más ayuda metodológica para la investigación”, concluye Gorrotxategi.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto