POSIBLE BROTE EN ESPAÑA

Legionelosis: así previene la administración la amenaza del verano que se confunde con la COVID-19

Desde 2013, han incrementado los casos de legionela en España. Pese que en 2020 descendió un 13% su contagio, al igual que para otras enfermedades es un efecto que se atribuye a la pandemia de COVID-19.

Legionella pneumophila (Foto: Freepik)
Legionella pneumophila (Foto: Freepik)

time 5 min

11.08.2022 - 17:45

Dos personas han fallecido y otros seis permanecen ingresadas en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres tras dar positivo como portadores de legionela. Otras dos personas han sido dadas de alta. Son ya los 10 casos notificados.

Los fallecidos, tenían patologías previas de carácter respiratorio o hematológico. De hecho, aún se está analizando la causa de la muerte de estas personas para poder determinar si es por haber desarrollado la enfermedad de la legionelosis o por complicaciones derivadas de las enfermedades previas que padecían.

Mientras, otras dos personas contagiadas por legionela ya han sido dadas de alta del citado hospital. Todos estos casos se han producido en la zona urbana de San Jorge, y con el espacio temporal de entre el 2 y el 9 de agosto.

A lo largo de 2022 no se habían notificado brotes de legionela en toda España, y es que  el Ministerio de Sanidad no ha publicado nuevos informes de Vigilancia Epidemiológica desde 2021 con datos de 2020 y 2019

Esta enfermedad es de declaración obligatoria en España, por lo que los casos son vigilados por las comunidades autónomas y notificados a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) al Centro Nacional de Epidemiología. Esto hace posible seguir su evolución desde 1989, observándose un incremento de casos muy importante en España desde 2013.

Bien es cierto, que a lo largo de 2022 no se habían notificado brotes de legionela en toda España, y es que el Ministerio de Sanidad no ha publicado nuevos informes de Vigilancia Epidemiológica desde 2021 con datos de 2020 y 2019.

El informe aseguraba que España es uno de los países europeos que notifica tasas más elevadas de legionelosis. La incidencia mantuvo una tendencia creciente hasta 2019 y descendió un 13% en 2020 al igual que para otras enfermedades es un efecto que se atribuye a la pandemia de COVID-19, donde la limitación de movimientos, viajes y la dificultad de mantener la vigilancia pudieron contribuir en distinta medida. Tampoco se notificaron brotes de gran magnitud.

Extremadura se ha vuelto el centro de atención estos días, y es que Cáceres se ha convertido en una de las zonas afectadas por esta situación

Extremadura se ha vuelto el centro de atención estos días, y es que Cáceres se ha convertido en una de las zonas afectadas por esta situación, que por el momento, el vicepresidente segundo de la Junta de Extremadura y consejero de Sanidad, José María Vergeles,  ha recalcado que no hay brote de legionela, pero las alertas han vuelto a sonar debido a esta enfermedad cuyo mayor brote mundial se dio en Murcia en 2001.

Atendiendo al protocolo, Salud Pública ha rastreado más de quince puntos en la zona de Cáceres donde se han detectado los casos de legionella, que incluyen torres de refrigeración, red de distribución de agua y fuentes ornamentales. 

ACTUACIÓN DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Ante estas cifras alarmantes, en junio el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto por el que se actualiza la normativa en materia de prevención y control de la legionelosis en España.

Este Real Decreto, que viene a sustituir al anterior del año 2003, contempla los avances y mejoras técnicas, nuevas medidas de gestión del riesgo e innovaciones necesarias para un mayor control de las instalaciones o equipos susceptibles de convertirse en focos de exposición humana a la bacteria.

Salud Pública ha rastreado más de quince puntos en la zona de Cáceres donde se han detectado los casos de legionella, que incluyen torres de refrigeración, red de distribución de agua y fuentes ornamentales

Como novedad implementada, es que en el caso de los brotes,  la autoridad sanitaria decide las actuaciones que deberá realizar la persona titular de la instalación, que podrán ser, entre otras, la limpieza y desinfección de choque con remuestreo a los 15-30 días; la posible paralización total o parcial de la instalación; la realización de reformas estructurales. También se establece que se podrá utilizar cualquiera de los biocidas autorizados y registrados para el tratamiento de las instalaciones.

LEGIONELA Y VERANO ¿UN PACK INDIVISIBLE?

Este año, entre el mes de julio y los primeros días de agosto, se han producido un aumento del 35% de ingresos hospitalarios por esta causa en Cáceres. También se ha detectado un aumento del número de pacientes portadores de la legionela sin que síntomas de la enfermedad.

La legionelosis tiene una distribución claramente estacional. Tanto en 2020 como en 2021, la incidencia se incrementó a partir de junio y alcanzó su máximo los meses de agosto, septiembre y octubre.

Legionella pneumophila es la bacteria que causa esta enfermedad. El patógeno se encuentra en ambientes acuáticos naturales y artificiales y que vive y crece a temperaturas entre los 20 °C y los 50 °C por lo que es frecuente que los contagios se den en los meses de verano, cuando hace más calor.  Además, es capaz de sobrevivir en tanques de almacenamiento de agua y en sistemas de refrigeración.

La exposición a la bacteria suele ocurrir a través de la inhalación de aerosoles contaminados de dispositivos tales como torres de refrigeración, spas con hidromasaje, duchas y grifos y mediante la aspiración de agua contaminada

La exposición a la bacteria suele ocurrir a través de la inhalación de aerosoles contaminados de dispositivos tales como torres de refrigeración, spas con hidromasaje, duchas y grifos y mediante la aspiración de agua contaminada.

Ante los acontecimientos sucedidos, el Defensor del Paciente ha solicitado al fiscal superior de Extremadura, Francisco Javier Montero Juanes, que abra una investigación de oficio para esclarecer el origen de los contagios de legionelosis en esta ciudad.

"No es aceptable que el agua de fuentes públicas puedan estar contaminadas, ni es aceptable la falta de revisión y control si así ha ocurrido", señaló el Defensor del Paciente en un comunicado.

CONFUSIÓN ENTRE LEGIONELOSIS Y COVID-19

Este número creciente de casos de legionelosis, se suma un nuevo factor que puede provocar problemas a la hora de detectarla en medio de la situación actual que se vive con la COVID-19. Ambas patologías comparten síntomas comunes, como son la neumonía y la fiebre alta.

Este número creciente de casos de legionelosis, se suma un nuevo factor que puede provocar problemas a la hora de detectarla en medio de la situación actual que se vive con la COVID-19

Esto implica el riesgo de que casos de legionelosis no se identifiquen como tal, o tarden más en diagnosticarse, lo que puede hacer que se traten de forma incorrecta o tardía, ya que, al contrario que la COVID-19, esta enfermedad ha de tratarse con antibióticos tales como fluoroquinolonas, macrólidos (de preferencia azitromicina) y, en ocasiones, con doxiciclina.

Por ello, es necesario realizar un correcto diagnóstico de la enfermedad, siendo las técnicas más utilizadas  el análisis de esputo o de orina.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto