Menú
"State of Health in the EU 2019"

De las tasas de mortalidad evitable al diagnóstico precoz del cáncer: España, por delante de la UE

El sistema sanitario español consigue el aprobado por encima de la Unión Europea de acuerdo al último informe publicado sobre nuestro perfil sanitario relativo a 2019.

Las causas tratables de mortalidad están en España entre las más bajas de Europa, lo que indica que el sistema sanitario español es eficaz en el tratamiento de las personas con afecciones potencialmente mortales (Foto. Freepik)
Las causas tratables de mortalidad están en España entre las más bajas de Europa, lo que indica que el sistema sanitario español es eficaz en el tratamiento de las personas con afecciones potencialmente mortales (Foto. Freepik)

time 4 min

09.02.2020 - 00:00

Nuestro país cuenta con la esperanza de vida más alta de la Unión Europea (UE). Los españoles contamos con una esperanza de vida al nacer de 83,4 años (datos de 2017). Una cifra que se ha incrementado en más de cuatro años desde el año 2000 y que ya sitúa nuestra esperanza de vida 2,5 años por encima de la media europea.

Todo un reto para nuestro sistema sanitario que tiene que hacer frente a una población cada vez más envejecida que vive con enfermedades crónicas y discapacidades, lo que incrementa la demanda de servicios sanitarios y los cuidados a largo plazo.

Ante esta fotografía, un dato positivo es que las desigualdades sociales en lo referente a la esperanza de vida son menos pronunciadas que en muchos otros países de la Unión Europea. Esta es una de las principales conclusiones que se extrae del perfil sociosanitario de nuestro país recogido en el informe “State of Health in the EU 2019”, elaborado por la OCDE y el European Observatory on Health Systems and Policies.

Ahondando en conclusiones recogidas en este documento comprobamos que el sistema sanitario español consigue destacar en algunos puntos frente a nuestros socios europeos más allá de la esperanza de vida.

TASAS BAJAS DE MUERTES POR FACTORES DE RIESGO

En España, más de un tercio de las muertes que se producen pueden atribuirse a factores de riesgo por comportamiento. Estos riesgos se asocian con una mala alimentación, el consumo de alcohol y la poca actividad física o el tabaquismo entre otros. A pesar de esto, la proporción se encuentra ligeramente por debajo de la media europea.

En el caso de las muertes atribuibles al tabaco en España representan el 16% frente al 17% de la Unión Europea. Si ponemos el foco en las muertes derivadas por una mala alimentación hablamos de un 12% versus un 18%, y, si lo hacemos de las muertes derivadas del consumo excesivo de alcohol, en este caso España (8%) se sitúa por encima de la media de la Unión Europea (6%). Unas cifras que repercuten directamente en los sistemas sanitarios.

Las tasas de mortalidad evitable en España se encuentran entre las más bajas de la Unión Europea, impulsadas por las bajas tasas de mortalidad por cardiopatías isquémicas (especialmente entre las mujeres), accidentes de circulación y otras muertes accidentales, y enfermedades relacionadas con el alcohol.

Por otra parte, las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón siguen siendo elevadas (especialmente entre los hombres) y se acercan a la media de la UE, lo que refleja un modelo histórico según el cual los españoles fuman más que las españolas.

El sistema sanitario español es, en general, eficaz en el tratamiento de las personas con afecciones potencialmente mortales

Las causas tratables de mortalidad se encuentran también entre las más bajas de Europa, lo que indica que el sistema sanitario español es, en general, eficaz en el tratamiento de las personas con afecciones potencialmente mortales. Estos resultados favorables se deben en gran parte a las bajas tasas de mortalidad por cardiopatías isquémicas y enfermedades cerebrovasculares (accidentes cerebrovasculares). Las tasas de mortalidad por algunos tipos de cáncer, como el cáncer colorrectal, se acercan a la media de la UE.

BUENAS POLÍTICAS DE SALUD PÚBLICA

Según el informe, uno de los factores que ha jugado un papel decisivo a la hora de que España cuente con una de las tasas más bajas de muertes evitables en Europa, ha sido la adopción de iniciativas y políticas de Salud Pública.  Entre estas destacan la Ley Antitabaco (2005 y fortalecimiento en 2010) o Ley de Seguridad Alimentaria (2011), con la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS).

Otro de los puntos a favor en materia sanitaria que encontramos en España frente a la Unión Europea, son los casos de hospitalización evitable para algunas enfermedades crónicas. Un escenario en el que volvemos a encontrarnos por debajo de la media reportada por la Unión Europea.

En el caso de algunas enfermedades transmisibles o crónicas, las hospitalizaciones pueden evitarse mediante la prevención y la atención ambulatoria bien organizadas.

Nuestro país  reporta  resultados ligeramente mejores que la media de la Unión Europea si hablamos de supervivencia tras el diagnóstico de distintos cánceres

Las tasas de hospitalización por diabetes e insuficiencia cardíaca congestiva en España están entre las más bajas de la Unión Europea, pero se mantienen cercanas a la media de la UE en el caso del asma o la EPOC, lo que sugiere que existe margen de mejora en la gestión de dichas enfermedades crónicas.

ESPAÑA Y EL CÁNCER

La calidad del tratamiento de agudos en el caso de enfermedades potencialmente mortales tales como el infarto agudo de miocardio (IAM) ha mejorado de forma general en España en la última década y cada vez mueren menos personas tras haber sido hospitalizadas por IAM.

Estas mejoras reflejan una serie de cambios, entre los que se encuentran una mejor organización y coordinación de la atención de urgencias que permite acceder con más rapidez a la trombólisis y la ampliación de las intervenciones coronarias percutáneas primarias.

Nuestro país  reporta resultados ligeramente mejores que la media de la Unión Europea si hablamos de supervivencia tras el diagnóstico de distintos cánceres (como el cáncer de mama, el cáncer de colon y el cáncer de próstata), con la excepción del cáncer de pulmón, que se encuentra ligeramente por debajo de la media.

Hay que destacar en este sentido la ampliación de los programas de detección de cáncer de mama y colorrectal, que han posibilitado el diagnóstico precoz, aunque se puede seguir avanzando.

La calidad de la atención del cáncer ha mejorado gracias a la introducción de equipos multidisciplinares y redes contra el cáncer, un uso más extendido de directrices clínicas y un acceso más rápido a medicamentos innovadores.

El informe concluye destacando que muchas regiones de España ha avanzado notablemente en los últimos años en materia de telemedicina, así como la ampliación de la práctica de enfermería tras la nueva legislación adoptada en 2018.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto