Día Mundial Contra el Sida

El VIH/sida se cobra la vida de 13 niños cada hora en el mundo

Así lo ha revelado el último informe publicado por UNICEF que alerta de que el pasado año hubo 160.000 nuevos contagios en menores de nueve años.

Día Mundial de la Lucha contra el Sida (Foto. ONUSIDA)
Día Mundial de la Lucha contra el Sida (Foto. ONUSIDA)

time 6 min

01.12.2019 - 00:00

La lucha contra el sida se mantiene activa. Una contienda que se libra los 365 días del año pero que este 1 de diciembre cobra un especial significado ante la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Una jornada en la que es necesario recordar que esta pandemia se cobra la vida de millones de personas en todo el mundo.

ONUSIDA se ha fijado el reto 90-90-90 para acabar con el VIH en 2020: 90% de personas diagnosticadas, 90% de personas en tratamiento y 90% con carga viral indetectable. Una meta cuanto menos ambiciosa que obliga a plantear la pregunta de si será posible lograrlo. La respuesta más realista es que depende del país del que hablemos.

De acuerdo a los datos ofrecidos por ONUSIDA, naciones como Suecia casi lo han conseguido y otras se están acercando como Brasil. Un recorrido en el que los mejores aliados son las políticas de prevención, la educación sexual (una de las bases fundamentales para evitar el surgimiento de nuevos contagios), los protocolos médicos y, por supuesto, el acceso a los tratamientos.

Se evitarían de más de 21 millones de muertes relacionadas con el sida y más de 28 millones de infecciones por VIH

Es por esto que ONUSIDA va un paso más allá y fija para el 2030 el cumplimiento del objetivo 95-95-95. De lograrlo, se podría hablar por fin del final de una epidemia que ha causado la muerte a millones de personas en todo el mundo. Los datos de la organización apuntan a que, en caso de cumplir el objetivo fijado para el año 2030, se evitarían de más de 21 millones de muertes relacionadas con el sida y más de 28 millones de infecciones por VIH.

ONUSIDA 1

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN EN ESPAÑA?

De acuerdo a los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, a través del informe de vigilancia epidemiológica, en 2018 se produjeron 3.244 nuevos diagnósticos por VIH.

De estos, el 47,6% se han diagnosticado de forma tardía. Datos que dejan clara la necesidad imprescindible de incidir en la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz para poder tratar a las personas lo antes posible y mejorar así tanto su calidad como esperanza de vida.

Se reporta un mantenimiento de la tendencia descendente en el número de casos como consecuencia de la introducción de los tratamientos antirretrovirales. Uno de los grandes retos de nuestro país en este sentido es el alto porcentaje de diagnósticos tardíos.

La franja de jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 25 años supone el 11,9% de los nuevos diagnósticos 

Un gran reto si tenemos en cuenta que el diagnostico tardío puede aumentar hasta 24 veces el riesgo de fallecimiento si se compara con las personas que han sido detectadas antes.

Uno de los datos más preocupantes relativos a nuestro país, es el hecho de que la franja de jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 25 años, a pesar de que registra un porcentaje más bajo que en años anteriores, todavía supone el 11,9% de los nuevos diagnósticos según un estudio realizado por la Universitat Oberta de Catalunya.

Y este es uno de los principales problemas: los más jóvenes continúan siendo las grandes víctimas.

13 NIÑOS MUEREN CADA HORA SEGÚN UNICEF

Con motivo de la celebración del Día Mundial Contra el Sida, UNICEF ha hecho públicos los resultados de un demoledor estudio. De acuerdo a los datos comunicados por la organización, alrededor de 320 niños y adolescentes murieron cada día como consecuencia de causas relacionadas con el VIH o el sida en el 2018.

Una cifra que se puede traducirse a otra aún más escalofriante: El pasado año murieron cada hora en todo el mundo 13 niños o adolescentes por problemas relacionados con el VIH o el sida.

El principal motivo por el que todas estas muertes se produjeron reside en los problemas a la hora de acceder a los tratamientos antirretrovirales

El informe indica que el principal motivo por el que todas estas muertes se produjeron reside en los problemas a la hora de acceder a los tratamientos antirretrovirales. Una problemática a la que se suman los escasos programas de prevención y educación sexual que se ponen en marcha en muchos países.

UNICEF informa de que el pasado año solo el 54% de los niños y adolescentes que tenían VIH o sida de entre 0 y 14 años recibieron terapia basada en antirretrovirales.

“El mundo está a punto de alcanzar grandes logros en la batalla contra el VIH/sida, pero no podemos quedarnos con lo ya obtenido. Garantizar el acceso a pruebas y tratamientos adecuados a niños y adolescentes es una cuestión de vida o muerte. Y para ellos debemos siempre elegir la vida”, defiende la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Pakistán Sida

UN MAPA DE DESIGUALDADES

Desglosando el informe elaborado por UNICEF, resulta fácil comprobar que existen grandes desigualdades entre las distintas regiones del mundo cuando de lo que se habla es del acceso a tratamientos por parte de los niños y adolescentes afectados.

UNICEF considera que, a niveles generales, el progreso de la lucha contra el sida se ha estancado. Una advertencia que ya comunicó ONUSIDA en la publicación de su último informe.

Solo en el África Subsahariana se encuentran alrededor de 2,4 millones de los casi 2,8 millones de menores que se estima que conviven con el VIH a nivel global.

El pasado año se registraron a  nivel mundial alrededor de 160.000 nuevos contagios de niños hasta los nueve años

Por detrás aparecen las zonas del sur de Asia con unos 100.000 casos de niños y adolescentes. Asia Oriental y Pacífico reportan 97.000 mientras que Latinoamérica y el Caribe rondan los 76.000.

Los datos del informe ponen de manifiesto que durante el pasado año se registraron a  nivel mundial alrededor de 160.000 nuevos contagios de niños hasta los nueve años. Dentro de este grupo, alrededor de 89.000 se infectaron durante la gestación y el nacimiento, mientras que 76.000 lo hicieron como consecuencia del periodo de lactancia materna.

SI ponemos el foco en los adolescentes, las mujeres presentan tres veces más vulnerabilidad al contagio que los hombres.

“Ha habido un gran éxito en la prevención de la transmisión madre-hijo, pero el progreso se ha estancado y muchos niños continúan infectándose con el VIH, advierte UNICEF.

África Sida

Estamos ante un problema heterogéneo como demuestran las siguientes cifras. A pesar de que el sur y el este del continente africano sean las zonas que reportan las peores cifras en materia de prevalencia y contagios del VIH y el sida, un niño nacido en estas regiones tiene actualmente el doble de posibilidades de ser diagnosticado en sus dos primeros meses de vida que un bebé nacido en África central y occidental o en el sur de Asia.

Otro ejemplo de la problemática es que menos del 50% de los niños con VIH de hasta 14 años en América Latina y el Caribe recibe antirretrovirales. Pero, en el caso de Asia meridional, la cifra de acceso a los tratamientos se sitúa en nueve de cada 10 niños.

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

“Proporcionar tratamiento ha ayudado a evitar unos dos millones de nuevas infecciones de VIH y prevenido más de un millón de muertes de niños menores de cinco años”, ha destacado Fore recalcando que “aún queda un largo camino.

El acceso de las madres a una terapia antirretroviral para prevenir que el virus se transmita al bebé, se ha ido incrementando con el paso de los años y ya se encuentra cerca del 82% a nivel global. Un porcentaje que debe aplaudirse si lo comparamos con el 44% reportado hace tan solo uno década.

Una de las claves de cara al futuro según explica la experta, pasa por lograr avances similares en el tratamiento pediátrico de los menores ya contagiados con la vita puesta en que se incremente no solo su calidad de vida sino también su esperanza de vida.

“El coste de fallar en las pruebas y tratamiento de los niños en riesgo de contraer VIH se mide en las vidas y en el futuro de los niños. Es un coste que la sociedad no puede permitirse. Es necesario actuar contra el VIH para lograr una financiación y equipamiento integrales que permitan preservar, proteger y mejorar la calidad de vida de los niños en su primera y segunda década”, concluye Fore sobre los resultados del informe.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto