objetivo: prevenir las enfermedades hepáticas

Dra. Casado (FEAD): "La población tiene que entender que no hay un consumo saludable de alcohol"

Poco después de asumir la presidencia de la Fundación Española del Aparato Digestivo, la Dra. Marta Casado atiende a ConSalud.es para ahondar en los objetivos y retos de la FEAD durante los próximos cuatro años de mandato

La Dra. Marta Casado, presidenta de la Fundación Española del Aparato Digestivo. (Foto. Rubén García Felices. FEAD)
La Dra. Marta Casado, presidenta de la Fundación Española del Aparato Digestivo. (Foto. Rubén García Felices. FEAD)

time 6 min

24.10.2022 - 00:00

“Profundamente agradecida y emocionada”. Así es como se siente la Dra. Marta Casado tras haber sido elegida nueva presidenta de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD). Para esta hepatóloga del Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería, el cargo es tanto una responsabilidad como un honor. Poco después de asumir este cargo de responsabilidad, la hepatóloga atiende a ConSalud.es para ahondar en los objetivos y retos de la FEAD durante los próximos cuatro años de mandato.

¿Cuál es la labor de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD)?

La FEAD representa la expresión del compromiso de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) con la sociedad general y con los pacientes, a favor de la salud digestiva. Entre sus objetivos está procurar el cuidado global de los pacientes con enfermedades digestivas y, además, promover la salud digestiva en la población general española y con ello contribuir a la prevención de las patologías digestivas.

Es por ello que las actividades que voy a realizar estos cuatro años van a centrarse en desarrollar campañas y actividades de información y sensibilización dirigidas a la población. Estas incluirán información en materia de salud digestiva, difusión de hábitos digestivos saludables y recomendaciones relacionadas con la prevención.

El compromiso y concienciación de la sociedad con algunas patologías como las enfermedades cardiovasculares o algunos cánceres parece estar muy arraigado. ¿Cree que ocurre lo mismo con las patologías digestivas?

No. La sociedad no está concienciada con la patología digestiva y es por ello que, como fundación, tenemos muchísimo trabajo por delante. Debemos informar a la población de la importancia de las enfermedades digestivas y, además, de su impacto en la salud y calidad de vida de la población. Y tienen que saber que muchas de estas enfermedades se pueden prevenir con hábitos de vida saludables.

¿Cuáles son las enfermedades del Aparato Digestivo más prevalentes y, sobre todo, qué se puede hacer para prevenirlas?

Las protagonistas de las enfermedades olvidadas del Aparato Digestivo son las enfermedades hepáticas. Y, probablemente, sean las olvidadas porque no dan síntomas. Las más prevalentes ahora son la enfermedad hepática por alcohol y el hígado graso. Ambas enfermedades tienen una importante morbimortalidad y lo más importante: se pueden prevenir con hábitos de vida saludables, como evitar el consumo del alcohol y, en el caso del hígado graso, con una dieta saludable y ejercicio físico.

Comenta que son enfermedades son asintomáticas, ¿verdad?

Sí. El hígado es un órgano muy traidor porque no duele y, por lo tanto, no da síntomas. La mayor parte de las enfermedades hepáticas, hasta estadios terminales, son asintomáticas. Ni la hepatitis C ni el hígado graso ni la enfermedad hepática por alcohol dan síntomas. Entonces el paciente tiene la sensación de que no tiene ninguna enfermedad y no va al médico ni se hace análisis porque no ve condicionada su calidad de vida.

"Estamos viendo muchos niños con hígado graso que cuando sean adultos, tendrán enfermedad hepática terminal seguro"

El problema es que estas enfermedades, de forma silenciosa y si se mantienen los causantes (consumir alcohol, tener obesidad…), van progresando lentamente hasta que dan lugar a una enfermedad hepática terminal como es la cirrosis. Y es ahí cuando empieza a haber problemas en la función del hígado y aparecen los síntomas. En ese momento, la única alternativa terapéutica que queda es el trasplante de hígado porque la enfermedad está en un estadio muy avanzado.

En cuanto a la prevalencia de estas enfermedades, ¿han aumentado o disminuido en los últimos años?

Ha aumentado mucho el consumo de alcohol. España es uno de los países que más alcohol bebe y el consumo está aumentando, sobre todo, en población adolescente y por eso ha aumentado la prevalencia de la enfermedad hepática por alcohol.

El hígado graso también está aumentando muchísimo porque está asociado al sedentarismo, a la obesidad y a hábitos de vida no saludables. Son enfermedades cuya prevalencia está aumentando en Estados Unidos y nosotros vamos detrás. De hecho, una gran parte de los trasplantes de hígado que hay en España, se llevan a cabo por hígado graso. Además, estamos viendo muchos niños con hígado graso que cuando sean adultos, tendrán enfermedad hepática terminal seguro.

El Ministerio de Sanidad se ha volcado en campañas para prevenir el consumo de tabaco o las infecciones de transmisión sexual, así como a favor de la salud mental, entre otros. ¿Cree que deberían potenciarse las campañas para prevenir el consumo de alcohol?

Sin duda. El alcohol es una droga que en España, en Europa y en muchos países, está socialmente aceptada. Está tan aceptada, que nuestra vida gira siempre entorno al consumo de alcohol: en comidas, en cenas, quedamos con amigos para consumir alcohol… Y además se han extendido una serie de mitos que debemos derribar, como que determinados consumos de alcohol son saludables o pueden ser beneficiosos.

El Ministerio de Sanidad debería lanzar campañas en contra del consumo de alcohol. Y yo le aseguro que, en estos cuatro años que voy a ser presidenta de la FEAD, informaré a la población sobre los efectos tóxicos del consumo de alcohol en el hígado y en otros órganos, con el objetivo de intentar reducir el consumo de alcohol en la población y, sobre todo, en jóvenes y adolescentes.

Sobre este tema que comenta de los supuestos beneficios de beber moderadamente, ¿hay una cantidad de alcohol que registre riesgo 0?

No. No hay ningún consumo de riesgo 0. Este es el mensaje que hay que darle a la población. No podemos decir que el consumo de alcohol sea beneficioso para las enfermedades cardíacas, como se hablaba hace unos meses. Lo que es beneficioso para estas enfermedades es tener hábitos de vida saludables y el consumo de alcohol nunca es un hábito de vida saludable.

"La población tiene que entender que no hay un consumo saludable de alcohol"

Además, hay que tener en cuenta que el alcohol es una droga y crea adicción. La población tiene que entender que no hay un consumo saludable de alcohol. Otra cosa es que haya un consumo por debajo del límite que podemos considerar menos perjudicial. Pero consumo saludable de alcohol no hay.

Otro tema que está a la orden del día en la agenda de los especialistas en Aparato Digestivo es la hepatitis C y España es uno de los países más avanzados y concienciados con la eliminación de este virus. ¿Plantea la FEAD hacer campañas o ahondar en esta materia?

Sí y de hecho ya hemos hecho alguna. Si queremos eliminar la hepatitis C, el reto que tenemos es el diagnóstico de los pacientes que están infectados y no lo saben. ¿Qué ocurre? Que como las enfermedades hepáticas son asintomáticas, la población infectada de hepatitis C no lo sabe porque no tiene síntomas. Por eso, para el Día Mundial de la hepatitis C, que fue el 1 de octubre, lanzamos una campaña con un vídeo que elaboró el hepatólogo del Hospital Costa del Sol, el Dr. José Miguel Rosales, respondiendo las preguntas sobre la hepatitis C que le habían hecho los pacientes de la Asociación de Enfermos Hepáticos y Trasplantados Hepáticos. Nuestro objetivo es informar a la población de que existe esta enfermedad y, sobre todo, enviar una recomendación de impacto, que es que todas las personas por encima de 40 años vayan a su centro de salud a pedir que les hagan un test de hepatitis C.

Por último, Dra. Casado, ¿qué objetivos y retos perseguirá la FEAD durante los próximos cuatro años?

Quizás el más importante sea lanzar el mensaje a la población de que las enfermedades hepáticas más prevalentes – el hígado graso y la enfermedad hepática por alcohol – son absolutamente prevenibles con hábitos de vida saludables. El objetivo final es que, después de estas campañas, logremos que haya una reducción en la prevalencia de estas enfermedades en nuestro país. Y para ello vamos a lanzar campañas para los adultos, y también para los niños y los padres. En estos cuatro años, yo me propongo reducir la prevalencia de las enfermedades hepáticas en nuestro país formando, informando y sensibilizando a la población de su impacto y de la posibilidad de prevenirlas. Y también llegar a la población sana, para concienciarla y formarla para que no tenga enfermedades del Aparato Digestivo.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto