INFORME MUNDIAL SOBRE DROGAS 2022 DE LA ONU

Aumenta el consumo de cannabis en el mundo: ya cuenta con 209 millones de consumidores

Aunque el propio informe muestra que el consumo de cannabis se asocia con una mayor probabilidad de padecer trastornos depresivos y tener comportamientos suicidas, desde 2011 son más los países que lo utilizan con fines medicinales

Persona recogiendo cannabis (Foto: Freepik)
Persona recogiendo cannabis (Foto: Freepik)

time 4 min

27.06.2022 - 13:00

Este lunes, la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso votará el dictamen que propone legalizar el cannabis terapéutico para paliar el dolor y los efectos de los tratamientos de algunas patologías y que ya recibió el visto bueno de la mayoría de los grupos parlamentarios, excepto PP y Vox.

Aunque en España está a punto de regularse, el uso medicinal del cannabis es legal en más de 60 países, un paso al que frecuentemente le sigue la legalización del consumo recreativo y que a lo largo de los años ha aumentado su consumo habitual, convirtiéndose en la droga más consumida en el mundo

Uruguay fue el primer país del mundo en legalizar su uso médico y propio en 2013. Les siguió Canadá, Georgia y 21 jurisdicciones de Estados Unidos en 2018. Estos son los pocos países que permiten su completa legalización, ya que la gran mayoría solo permiten su uso médico legal y en otros países, el uso médico legal se receta en casos muy concretos.

Según el nuevo Informe Mundial sobre Drogas 2022 de la ONU, el cannabis fue en 2020 la droga más popular en el mundo, superando los 209 millones de consumidores. Bien es cierto, que este aumento se debe al confinamiento por la pandemia, ya que incrementó la frecuencia y la cantidad consumida pero no el número de quienes lo toman.

Según el nuevo Informe Mundial sobre Drogas 2022 de la ONU, el cannabis fue en 2020 la droga más popular en el mundo, superando los 209 millones de consumidores

Asimismo, hay indicios de que la legalización del uso no médico del cannabis entre adultos, especialmente en EE.UU, ha acelerado el aumento del consumo que se había detectado ya antes aumentando el uso diario y mostrando los importantes impactos relacionados con la salud.

En el informe, se muestra que el consumo de cannabis se asocia con una mayor probabilidad de padecer trastornos depresivos así como tener pensamientos y comportamientos suicidas. En el caso del inicio temprano de consumo de sustancias en edades adolescentes, tiene un impacto en el desarrollo del cerebro.

En términos generales, la prevalencia del consumo de cannabis en la última década ha aumentado un 23%, en gran medida por el incremento de la población mundial. En 2020, la consumición de droga aumentó un 8%, confirmándose que el 4% de la población mundial de entre 15 y 64 había consumido cannabis en ese año.

En 2020, la consumición de droga aumentó un 8%, confirmándose que el 4% de la población mundial de entre 15 y 64 había consumido cannabis en ese año

Llama la atención, que el consumo de drogas empiece en edades tan tempranas, y es que en comparación con los adultos, la prevalencia del último año de consumo de cannabis es mayor entre los adolescentes, ocupando un 5,8% en edades de 15 y 16 años

Por otro lado, dos tercios de los consumidores de cannabis del último año son hombres, pero la proporción varía sustancialmente según la región. En muchos países de ingresos altos, la brecha de género entre las personas que consumen drogas parece estar reduciéndose, una tendencia que se refleja en la prevalencia de diferentes drogas, incluido el cannabis, y en los trastornos por consumo de sustancias. La diferencia de género en el consumo de cannabis puede atribuirse a las oportunidades de consumir drogas en diferentes entornos  que a las diferencias biológicas y psicológicas entre hombres y mujeres.

USO MEDICINAL DEL CANNABIS

Actualmente, 64 países cuentan con disposiciones en su legislación nacional o directrices que permiten el uso médico de preparados farmacéuticos cannabinoides o hierba de cannabis para una serie de enfermedades y con distintos grados de restricción o permisividad. De esos 64 países, 34 países permiten el uso tanto de preparados farmacéuticos como de hierba de cannabis para afecciones médicas. En esencia, todos los países que permiten el uso médico de la hierba de cannabis también tienen disposiciones para el uso médico de los preparados farmacéuticos de cannabinoides.

Desde 2011, un número cada vez mayor de países ha comenzado a utilizar cannabis y extractos de cannabis con fines médicos, así como para la investigación científica. Entre los países que permiten esto, EE.UU, Reino Unido, Irlanda del Norte y Canadá son los principales productores de cannabis para uso médico y preparados farmacéuticos, que representa el 71% de la producción mundial.

Desde 2011, un número cada vez mayor de países ha comenzado a utilizar cannabis y extractos de cannabis con fines médicos, así como para la investigación científica

Desde la década de los 90, ha habido un interés en el potencial uso médico del cannabis, descubriendo que puede ser beneficioso para tratar diferentes enfermedades, como el dolor crónicos, los trastornos neurológicos, la espasticidad relacionada con la esclerosis múltiple y algunos tipos de epilepsia. También se usa como tratamiento de las nauseas y vómitos inducidos por la quimioterapia que no responden adecuadamente a los tratamientos antieméticos convencionales.

Asimismo, el informe resalta los fármacos compuestos por cannabinoides que actualmente están aprobados para su uso médico en varios países: 

  • Dronabinol: Cápsulas orales que contiene THC sintético. Está indicado para la anorexia asociada a la pérdida de peso en pacientes con SIDA y las náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia, generalmente después de que los tratamientos anteriores no hayan tenido efecto.
  • Nabilone: Cápsulas orales que contienen un cannabinoide sintético similar al THC. Su uso está ligado para el tratamiento de las náuseas y los vómitos asociados a la quimioterapia, normalmente después de que hayan fracasado los tratamientos anteriores. 
  • Nabiximols: Fármaco que contiene cantidades iguales de THC y CBD. Este producto ha sido autorizado para el tratamiento de la espasticidad muscular resultante de la esclerosis múltiple.
  • Epidiolex: Solución oral de CBD de origen vegetal indicada para el tratamiento de las convulsiones asociadas al síndrome de Lennox-Gastaut o al síndrome de Dravet en pacientes de 2 años o más.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto