Menú
La EMA revisa algunos

Los anticuerpos monoclonales pueden ayudar a salvar muchas vidas en España

Los anticuerpos monoclonales son necesarios no solo para reducir los ingresos hospitalarios y de UCI de los pacientes con Covid-19, sino que son vitales para descongestionar nuestros hospitales y retomar la plena atención del resto de patologías.

Científico analizando muestras de sangre (Foto. Freepik)
Científico analizando muestras de sangre (Foto. Freepik)

time 3 min

04.05.2021 - 00:00

La pandemia provocada por el SARS-CoV-2 ha llevado al mundo a enfrentarse a la peor crisis sanitaria de los últimos cien años. Los sistemas de salud se han visto sometidos a unos niveles de presión asistencial que los han situado al borde del colapso durante meses desplazando la atención del resto de patologías. Una tensión que, más de un año después, continúa manteniéndose en el tiempo con distintos grados de mejoría pero que rápidamente se torna complicada en el momento en el que se producen nuevos incrementos de casos que derivan en ingresos hospitalarios y en UCI, acabando en muchas ocasiones en fallecimientos. Las olas de la pandemia se suceden sin descanso y, aunque su virulencia varía en el tiempo, los sistemas sanitarios continúan sometidos a una extenuante presión asistencial que encadena los ingresos hospitalarios de oleada en oleada.

Cierto es que el avance de la estrategia de vacunación nacional contra la Covid-19 comienza a percibirse levemente en términos de presión asistencial. Pero hablamos de porcentajes apenas perceptibles ya que el ritmo de inmunización avanza a paso lento. La estrategia puesta en marcha por el Ministerio de Sanidad, con Carolina Darias al frente, necesita reformular sus objetivos. No cabe duda de que las vacunas son nuestras grandes aliadas de cara a acabar con la pandemia. Pero este es un camino demasiado largo en el que la presión asistencial de nuestros hospitales no puede tensionarse más.

No solo por el ingreso de nuevos pacientes con Covid-19 sino por todas las personas que padecen otras patologías y que, desde hace más de un año, están viendo como sus tratamientos se demoran al igual que se retrasan programas de cribado y pruebas diagnósticas. Un caldo de cultivo perfecto para una segunda pandemia: los enfermos por otras patologías más allá de la Covid-19.

Los anticuerpos monoclonales neutralizantes están dirigidos hacia el virus y, esencialmente, marcan y etiquetan el virus para ayudar a que la respuesta inmune lo elimine

Motivo por el que se debe poner el foco más allá de la cegadora luz de las vacunas y desarrollar una férrea estrategia centrada en cómo reducir las estancias hospitalarias y en UCI de las personas infectadas. En este sentido desempeñan un papel de vital importancia los distintos fármacos y tratamientos que se encuentran ultimando sus ensayos clínicos o han sido aprobados para reducir la sintomatología asociada a la Covid-19. En este punto es necesario hablar de los anticuerpos monoclonales.

¿QUÉ SON LOS ANTICUERPOS MONOCLONALES?

Una de las formas en las que el sistema inmunitario combate las sustancias extrañas es mediante la producción de un gran número de anticuerpos. Un anticuerpo es una proteína que se adhiere a una proteína específica que se denomina antígeno.

Estos anticuerpos circulan por todo el organismo hasta que encuentran y se adhieren al antígeno. Una vez se ha producido esta unión pueden forzar a que otras partes del sistema inmunitario destruyan las células que contienen el antígeno. La ciencia puede diseñar anticuerpos que tengan como objetivo específico un antígeno concreto que los científicos pueden replicar. Son los conocidos como anticuerpos monoclonales.

SU PAPEL EN LA REDUCCIÓN DE HOSPITALIZACIONES

Los anticuerpos monoclonales neutralizantes están dirigidos hacia el virus y, esencialmente, marcan y etiquetan el virus para ayudar a que la respuesta inmune lo elimine. Algunos de los nuevos medicamentos tienen como objetivo, una vez reciba las autorizaciones pertinentes, el tratamiento de pacientes con infecciones leves o moderadas por coronavirus.

Estos ejemplos son solo el principio del importante papel que jugarán los fármacos y tratamientos destinados a los pacientes con Covid-19. La pandemia está lejos de terminar y una estrategia basada exclusivamente en las vacunas no resulta acertada. Menos aún ante la situación sostenida durante demasiado tiempo de nuestro sistema sanitario. Los anticuerpos monoclonales son necesarios no solo para reducir los ingresos hospitalarios y de UCI de los pacientes con Covid-19, sino que son vitales para descongestionar nuestros hospitales y retomar la plena atención del resto de patologías.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto