Posible mayor riesgo de reinfección

Variante Ómicron: ¿continúan siendo eficaces las pruebas, vacunas y tratamientos?

La información recogida por la OMS indica que, por el momento, la protección generada por las vacunas continúa siendo eficaz, y las pruebas diagnósticas son válidas para detectar Ómicron.

Científico analizando muestras en un microscopio (Foto. Freepik)
Científico analizando muestras en un microscopio (Foto. Freepik)

time 4 min

29.11.2021 - 13:00

El pasado 26 de noviembre la Organización Mundial de la Salud (OMS), designaba la nueva variante del SARS-CoV-2 B.1.1.529, como “variante de preocupación”. Bautizada como Ómicron por recomendación del Grupo Técnico Asesor de la OMS sobre la Evolución de Virus (TAG-VE, por sus siglas en inglés), los expertos que lo componen adoptaron esta decisión al identificar en la nueva variante una serie de mutaciones que podrían tener un impacto en la forma en la que esta se comporta. Las variantes clasificadas como “de preocupación” por la OMS cuentan con características que pueden incrementar su transmisibilidad, la gravedad de la enfermedad que provocan e, incluso, cierto escape inmunitario.

La variante Ómicron presenta múltiples mutaciones en el genoma del virus, incluidas más de 30 en la región que codifica la proteína de pico responsable de la entrada del virus en las células del huésped. Algunas de estas mutaciones se han detectado en variantes anteriores como Alfa (B.1.1.7, identificada originalmente en Reino Unido) y Delta (B.1.617.2, identificada originalmente en India), asociadas con una mayor transmisibilidad y evasión inmunitaria.

El informe publicado el pasado 25 de noviembre por el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica (NICD, por sus siglas en inglés), señala que muchas de las otras mutaciones identificadas en la nueva variante aún no están bien caracterizadas y no se han identificado en el resto de variantes que actualmente se encuentran en circulación.

LA OMS RECHAZA EL CIERRE DE FRONTERAS

La aparición de Ómicron ha encendido todas las alertas a nivel global. En cuestión de horas muchos países, entre los que se encuentra España, cerraron su espacio aéreo con varios países del sur de África. En el caso de nuestro país, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció que desde el próximo 30 de noviembre se suspenderá la conexión aérea entre Sudáfrica y Botsuana. Tal y como recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicado el pasado 27 de noviembre, se exigirá prueba negativa de test de antígenos o PCR a todos aquellos viajeros que entren en nuestras fronteras procedentes de países con alto riesgo de presencia de la variante Ómicron.

La variante Ómicron presenta múltiples mutaciones en el genoma del virus, incluidas más de 30 en la región que codifica la proteína de pico responsable de la entrada del virus en las células del huésped. Algunas de estas mutaciones se han detectado en variantes anteriores como Alfa y Delta, asociadas con una mayor transmisibilidad y evasión inmunitaria

La decisión tomada por España y otros países no ha gustado a la OMS, alegando que "si se aplican restricciones, no deben ser innecesariamente invasivas, intrusivas y deben tener base científica", además de ser acordes con Regulación Sanitaria Internacional, "una normativa legalmente vinculante y reconocida por más de 190 países".

La OMS ha recordado que la variante Ómicron ha sido ya detectada en varias regiones de todo el mundo, por lo que "imponer prohibiciones de viaje solo a África es un ataque a la solidaridad global". "La Covid-19 se aprovecha constantemente de nuestras divisiones. Solo lograremos lo mejor si trabajamos juntos para conseguir soluciones", ha declarado el director de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

¿AFECTA ‘ÓMICRON’ A LA INMUNIDAD GENERADA POR LAS VACUNAS?

La OMS informa que grupos científicos de Sudáfrica y de todo el mundo se encuentran realizando estudios para comprender, en el menor tiempo posible, las características de la nueva variante y sus implicaciones, en comparación con las anteriores.

La información disponible hasta el momento indica que no está claro si la variante Ómicron es más transmisible que las otras variantes, incluida Delta que es hasta un 60% más transmisible que Alfa. “El número de personas que dan positivo ha aumentado en las áreas de Sudáfrica afectadas por esta variante, pero se están realizando estudios epidemiológicos para comprender mejor si se debe a Ómicron o a otros factores”.

En relación a la efectividad de la protección mediada por infección previa por SARS-CoV-2 la evidencia sugiere que “puede haber un mayor riesgo de reinfección con Ómicron”, en comparación con otras variantes de preocupación, “pero la información es limitada”

“Aún no está claro si la infección con Ómicron causa una enfermedad más grave en comparación con las infecciones con otras variantes, incluido Delta. Los datos preliminares sugieren que hay un aumento de las tasas de hospitalización en Sudáfrica, pero esto puede deberse al aumento del número total de personas infectadas, más que al resultado de una infección específica con Ómicron”, informa la OMS. Destaca además que “no hay información que sugiera que los síntomas asociados a Ómicron sean diferentes de los de otras variantes”.

“Las infecciones informadas inicialmente se produjeron entre estudiantes universitarios (personas más jóvenes que tienden a tener una enfermedad más leve), pero comprender el nivel de gravedad de la variante Ómicron llevará de días a varias semanas. Todas las variantes de Covid-19, incluida la variante Delta que es dominante en todo el mundo, pueden causar una enfermedad grave o la muerte”, recogen los documentos de la OMS.

En relación a la efectividad de la protección mediada por infección previa por SARS-CoV-2 la evidencia sugiere que “puede haber un mayor riesgo de reinfección con Ómicron”, en comparación con otras variantes de preocupación, “pero la información es limitada”, apostilla la OMS.

En cuanto a la protección generada por las vacunas la OMS está trabajando con sus socios técnicos para comprender el impacto potencial de esta variante. “Las vacunas siguen siendo fundamentales para reducir las enfermedades graves y la muerte, incluso contra la variante dominante actualmente que es Delta”.

Sobre la eficacia de las pruebas diagnósticas de las que se dispone actualmente la OMS explica lo siguiente: “las pruebas PCR, ampliamente utilizadas, continúan detectando infecciones, incluida la infección por Ómicron, como ya hemos visto con otras variantes”. Explica que “se están realizando estudios para determinar si hay algún impacto en otros tipos de pruebas, incluidas las pruebas de detección rápida de antígenos”.

Los informes de la OMS ponen el foco también en los tratamientos actuales contra la Covid-19: “los corticosteroides y los bloqueadores del receptor de IL6 seguirán siendo eficaces para el tratamiento de pacientes con Covid-19 grave”, informan anunciando que “se evaluarán otros tratamientos para ver si siguen siendo tan efectivos dados los cambios en algunas partes del virus detectados en la variante Ómicron”.  

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto