Menú
CAMPAÑA #LAOSTOMIATEDALAVIDA

Artistas y pacientes reclaman una ostomía sin tabúes

El actor y director Raúl Peña se pone al frente de un cortometraje en el que participan Marina San José, Silvia Marsó y Victor Manuel junto a pacientes ostomizados

Actores y pacientes durante la presentación de la campaña sobre personas ostomizadas
Actores y pacientes durante la presentación de la campaña sobre personas ostomizadas

time 3 min

14.11.2017 - 11:25

La ostomía no es el final de una vida, sino el inicio de otra nueva. Es el mensaje en el que insisten los pacientes desde hace años. Ahora vuelven a  difundirlo con la ayuda de un grupo de artistas. El actor y director Raúl Peña (‘El secreto de Puente Viejo’, ‘Un paso adelante’, ‘La República’) se ha puesto al frente de la de un cortometraje en el que participan también el cantante Víctor Manuel y las actrices Marina San José (‘MasterChef Celebrity’, ‘Amar en tiempos revueltos’ y Silvia Marsó (‘Paquita Salas’, ‘Cuéntame’), y en el que los pacientes ostomizados toman la palabra.

Raúl Peña y Marina San José han presentado el filme este martes en Madrid, donde han expresado su compromiso con pacientes como Yolanda, que se enfrentó a la maternidad con una ostomía; o Natividad, que padeció un tumor que obligó a la práctica del estoma y ahora corre ultramaratones de 100 kilómetros.

“Hemos querido abrir la puerta a una situación que yo desconocía en profundidad y es increíble ver las posibilidades de vida que hay en los avances médicos. He conocido también a personas que, tras enfrentarse a la enfermedad, tienen una profundidad personal y una vitalidad increíble. Te cambian la percepción del mundo”

 “Hemos querido abrir la puerta a una situación que yo desconocía en profundidad y es increíble ver las posibilidades de vida que hay en los avances médicos. He conocido también a personas que, tras enfrentarse a la enfermedad, tienen una profundidad personal y una vitalidad increíble. Te cambian la percepción del mundo”, asegura Peña. Por su parte, San José confiesa que “he sentido mucha emoción al ver el resultado, un vídeo con mucha normalidad, que es lo que necesitan estos pacientes. Viven igual o mejor incluso tras la ostomía”.

Los pacientes también han tenido la oportunidad de contar sus experiencias y romper una lanza a favor de la normalidad. Josep Orriach padeció fuertes dolores que marcaron su vida diaria hasta que le pusieron la bolsa. Su colitis ulcerosa, “afectaba a mi trabajo, a mi movilidad, tengo que viajar mucho y siempre estaba presionando con la necesidad de tener localizado un lavabo. La bolsa te normaliza la vida. Además, soy aficionado a la navegación y era muy complicado sobrellevar mi enfermedad en estancias tan largas en las regatas, con el traje de neopreno. Ya eso no supone un problema.

Yolanda Martínez es enfermera y su trabajo en el hospital era duro. “Evitaba usar los baños de los compañeros e iba a los de los pacientes. Hacía treinta deposiciones al día con mucho dolor. También tuve que enfrentarme a la maternidad con la ostomía, y eran casos muy poco frecuentes por aquel entonces. Pero no renuncié a mi sueño y mis dos hijos son mis mejores apoyos”.

 “Afectaba a mi trabajo, a mi movilidad, tengo que viajar mucho y siempre estaba presionando con la necesidad de tener localizado un lavabo. La bolsa te normaliza la vida"

Tras impulsar el rodaje de esta película, la compañía Coloplast seguirá desarrollando la campaña de visibilización #laostomíadelavida con acciones para normalizar una condición física que no debería marcar la existencia ni de adultos de cualquier edad ni de niños, que en un porcentaje mínimo también pueden portar una bolsa de ostomía.

Unas 70.000 personas en España dependen de una bolsa de ostomía para evacuar sus desechos orgánicos a causa de un tumor, enfermedad de Crohn, diverticulitis, peritonitis u otros problemas del aparato digestivo. El temor a fugar, el aislamiento social y el deterioro de la piel donde se practica el estoma (una abertura al exterior en la pared abdominal), condicionan la vida de la mayor parte de los pacientes. Al desconocimiento, rechazo social, alteración de la propia imagen e inseguridad se suman en estos pacientes temores a las fugas, infecciones, dermatitis, aislamiento social, ansiedad o trastornos psicológicos severos. Problemas acentuados cuando el paciente no recibe la ayuda y el asesoramiento necesarios. Y, a día, de hoy, miles de ellos no tienen acceso a apoyo en el sistema sanitario representado, por ejemplo, en enfermeras expertas en estomaterapia. 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto