El peligro del negacionismo

De la salud del paciente al cuidado de su entorno: el nuevo modelo de RSC del sector sanitario

El cambio climático es un hecho y sus consecuencias repercuten directamente en nuestra salud. Una realidad de la que las empresas del sector salud son conscientes y trabajan en una nueva RSC centrada en la sostenibilidad.

Hombre tirando una mascarilla a la basura (Foto. Freepik)
Hombre tirando una mascarilla a la basura (Foto. Freepik)

time 3 min

22.06.2021 - 17:45

La responsabilidad social corporativa (RSC) es un concepto que, en el caso de las empresas del sector de la salud, va mucho más allá del cuidado del paciente. De forma histórica la asociación entre las compañías del sector y la RSC se ha basado precisamente en ese concepto que se erige como el eje central de todos sus procesos y objetivos. Pero, más allá del desarrollo de medicamentos, tratamientos y vacunas, la salud de los pacientes está condicionada por múltiples factores inherentes a los entornos que les rodean y que afectan de forma directa a su calidad y, por ende, a su salud.

Ante esta fotografía el cambio climático juega un papel crucial. Un problema global sobre el que durante demasiado tiempo no se ha prestado la atención que requería y ha empeorado los pronósticos de sus consecuencias. Unas consecuencias de las que ya somos testigos y que afectan a nuestra salud gravemente.

Un problema que va mucho más allá de la contaminación. El maltrato al que sometemos a nuestro planeta se traduce en la expansión de enfermedades. El 70% de las enfermedades que han afectado a los seres humanos en los últimos años son zoonosis, es decir, proceden del mundo animal y han dado el salto a los humanos por motivos como los cambios que nuestra acción provoca sobre sus hábitats. El mejor ejemplo lo encontramos en los casos de virus del Nilo que afectaron al sur de España. La pandemia provocada por el SARS-CoV-2 es solo el primer aviso de lo que está por llegar si no hacemos frente a problemas como el cambio climático. Y aquí, las empresas del sector salud han tomado nota y han iniciado importantes cambios centrados no solo en cuidar de los pacientes sino, además, en los entornos que viven.

RSC MÁS ALLÁ DEL CUIDADO DEL PACIENTE

Las empresas del sector salud están abarcando la RSC desde numerosas perspectivas con planes que afectan a sus objetivos y desarrollos no solo de cara a la sociedad y el entorno en el que ejecutan sus actividades, sino también dentro de las propias empresas. El objetivo principal se focaliza en reducir la huella medioambiental de sus acciones.

Las compañías del sector de la salud son conscientes del impacto que sus actividades industriales generan en el medio ambiente por lo que son cada vez más las que han iniciado planes para reducir este problema. Desde planes para la reducción del consumo eléctrico hasta programas masivos de reciclaje, pasando por el uso de energías renovables, las empresas tratan poco a poco de cuidar de la salud medioambiental de los entornos en los que operan.

Desde planes para la reducción del consumo eléctrico hasta programas masivos de reciclaje, pasando por el uso de energías renovables, las empresas tratan poco a poco de cuidar de la salud medioambiental de los entornos en los que operan

Los expertos cada vez coinciden más a la hora de señalar que la sostenibilidad se ha convertido ya en una cuestión de supervivencia para las empresas que destinan cada vez más inversiones para cumplir sus objetivos en este campo. Las compañías del sector de la salud ya no solo buscan el beneficio económico sino también el beneficio para las personas y el medio ambiente.

Un cambio que no solo depende de las empresas, sino que requiere de modificaciones a niveles regulatorios que exijan el compromiso de todos los actores implicados.

EL PELIGRO DEL NEGACIONISMO

A pesar de que el cambio climático y sus consecuencias son más que evidentes desde hace años, todavía existen quienes lo cuestionan. Una postura que puede poner en serio peligro los esfuerzos que están realizando muchos en pos de un mundo más sostenible. Ante un escenario en el que la evidencia científica rompe estos vacuos argumentos carentes de fundamentos, la nueva estrategia del negacionismo en materia de cambio climático se centra en intentar bloquear los esfuerzos de empresas como las del sector salud. Sus estrategias y esfuerzos han puesto el foco en una serie de técnicas que tienen como objetivo el bloqueo de los avances que muchas empresas y países están realizando para, por ejemplo, reducir el consumo de combustibles fósiles.

“Las medidas sistémicas globales, como la fijación de precios del carbono o el fin de los subsidios de los combustibles fósiles no pueden enfrentarse a las medidas individuales, que todos debemos emprender, para llevar un estilo de vida más respetuoso con nuestro entorno. No se trata de rivalizar, pues el comportamiento nocivo de los inactivistas consiste también en generar acusaciones entre los activistas e intentar convertir a los líderes que están actuando a gran escala y de forma veraz en hipócritas de élite”, explica de forma muy acertada la periodista Sarah Romero en El Confidencial.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto