SALUD BUCODENTAL

¿Sabías que la toxina botulínica puede acabar con el bruxismo?

Las causas más comunes de bruxismo son la ansiedad, el estrés y la tensión o frustración.

Bruxismo (Foto. Freepik)
Bruxismo (Foto. Freepik)

time 1 min

11.06.2022 - 22:00

El bruxismo es un trastorno que consiste en rechinar o apretar los dientes de forma inconsciente. Se estima que afecta al 10-20% de la población y es más frecuente durante el sueño. Las causas más comunes de bruxismo son la ansiedad, el estrés y la tensión o frustración. En 2020, el Consejo General de Dentistas evidenció un aumento de casos de bruxismo, debido a la pandemia provocada por el coronavirus.

Existen múltiples tratamientos y alternativas para acabar con él, desde procedimientos dentales hasta tratamientos estéticos. Uno de los que más relevancia está tomando en los últimos años es la toxina botulínica, un recurso que se suele utilizar como tratamiento definitivo para acabar con el bruxismo.

“La férula de descarga, la fisioterapia o la rehabilitación protésica son opciones funcionales que pueden aliviar mucho el problema, pero si lo que queremos es erradicarlo de raíz, la toxina botulínica emerge como solución estrella”, afirman desde la clínica Chamberí.

Las causas más comunes de bruxismo son la ansiedad, el estrés y la tensión o frustración

“La infiltración de toxina botulínica para el bruxismo es válida para la gran mayoría de pacientes que padecen esta patología. Se aconseja como tratamiento complementario a la férula de descarga y siempre debe ser guiada y controlada por un especialista odontólogo o maxilofacial”, desvela la Doctora Paloma González Rodríguez.

Sobre el bruxismo, la toxina actúa relajando el músculo masetero e inhibiendo el exceso de potencia masticatoria. Esta mejora deriva en la eliminación de los problemas asociados al bruxismo, como las cefaleas tensionales, el dolor de oído, cuello o espalda, el desgaste dentario y la disfunción temporomandibular. Además, suaviza las facciones.

RECOMENDACIONES

La doctora además recomienda, aplicar técnicas de higiene del sueño. Por ejemplo, reducir el consumo de sustancias como el alcohol, evitar el uso de dispositivos electrónicos antes de irnos a dormir, intentar dormir siempre a la misma hora y realizar ejercicio físico.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto