Hoja de ruta global marcada por la OMS

Manifiesto de respuesta española contra la meningitis: su derrota en 2030 como principal objetivo

Actualmente, solo Andalucía, Castilla y León y Canarias incluyen la vacuna contra la meningitis B en el calendario vacunal financiado por la seguridad social lo que genera una desigualdad territorial.

Vacunación bebé (Foto. Freepik)
Vacunación bebé (Foto. Freepik)

time 4 min

29.09.2021 - 17:45

En octubre de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) daba a conocer la iniciativa denominada “Defeating meningitis by 2030: a global roadmap”. Un importante documento a través del que solicitaba a todos sus socios la puesta en marcha de las medidas necesarias para alcanzar una meta clara: derrotar a la meningitis antes del año 2030. Para lograrlo, desde el organismo de la ONU se solicitan diversas medidas entre las que destacan el cuidado de las personas supervivientes de meningitis y sus secuelas, la prevención de la enfermedad mediante la inclusión de vacunas y la sensibilización de la Atención Primaria además de la de los padres por la OMS.

El pasado 28 de septiembre la OMS presentaba la estrategia denominada “Hoja de Ruta Mundial con miras a Derrotar la Meningitis para 2030”, fruto de una amplia coalición de asociados involucrados en la prevención y el control de la meningitis. “Dondequiera que se produzca, la meningitis puede ser letal y debilitante; ataca rápidamente, tiene graves consecuencias sanitarias, económicas y sociales, y provoca brotes devastadores”, declaraba el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Ha llegado el momento de hacer frente a la meningitis en todo el mundo de una vez por todas, ampliando urgentemente el acceso a las herramientas existentes, como las vacunas, encabezando nuevas investigaciones e innovaciones para prevenir, detectar y tratar las diversas causas de la enfermedad, y mejorando la rehabilitación de los afectados”.

La meningitis es una enfermedad peligrosa que se escuda tras unos síntomas que pueden parecer un catarro: fiebre, cefalea, vómitos o dolor en general. En el caso de los bebés, que no pueden contar qué les sucede, se aprecia mucha irritabilidad, un llanto muy desconsolado. Las manchas de color púrpura que se extienden por todo el cuerpo y van creciendo de tamaño o el abombamiento de las fontanelas en los lactantes son otros rasgos característicos, pero no siempre aparecen. Por eso puede que el pediatra mande al paciente a casa y, a las 12 horas vuelve a urgencias prácticamente muerto. A partir del ingreso, se inicia una carrera contrarreloj en la que cada minuto cuenta. Los de peor pronóstico llegan a pasar muchos días ingresados en la UCI pediátrica o incluso no lo superan.

El 55% de quienes la padecen sufre consecuencias físicas y que el 60% requiere apoyo emocional continuo

Los pediatras llevan años intentando configurar criterios de gravedad para predecir cómo evolucionará la enfermedad en cada niño. Puede suceder a cualquier edad, pero se ceba con especial crudeza en lactantes menores de un año, niños menores de cinco años y jóvenes entre los 15 y 24 que empiezan a moverse en ambientes grupales. A pesar de que muchos puedan pensar que la meningitis es una enfermedad del pasado, continúa causando estragos en pleno siglo XXI como demuestra el hecho de que la sepsis meningocócica en España es la primera causa de muerte por infección en niños y adolescentes.

DESIGUAL ACCESO A VACUNAS EN ESPAÑA

Motivo por el que la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha firmado junto con otras instituciones un manifiesto iniciativa de la Asociación Española contra la Meningitis (AEM), de respuesta contra la enfermedad titulado “Objetivo derrotar a la meningitis 2030”. En la misma línea de la OMS la AEP reivindica en un reciente informe de recomendaciones para el calendario vacunal de 2021 la necesaria inclusión de la vacuna contra la meningitis B como el instrumento más eficaz en la prevención y vencimiento de la meningitis en España.

Actualmente, solo Andalucía, Castilla y León y Canarias incluyen esta vacuna en el calendario vacunal financiado por la seguridad social lo que genera una desigualdad territorial latente en el acceso de los menores a esta vacuna que previene la enfermedad.

Es un hecho que el meningococo B es una de las bacterias que más preocupa a padres y madres. Para proteger a sus hijos, el 70% de las familias se ven obligadas a adquirir la vacuna y asumir su coste, muy elevado, de forma privada.

"Reivindicamos el fin de la desigualdad en el calendario vacunal y criterios de homogeneización en el ámbito nacional de cara a incluir la vacuna contra la meningitis B en el calendario vacunal de nuestro país, además de trabajar en la sensibilización y visibilización respecto a esta enfermedad que no forma parte del pasado"

Sin embargo, el resto, un 30%, no pueden acceder a la misma, al no tener recursos para ello, dejando a los menores expuestos a una dolencia que puede causar la muerte o efectos para toda la vida como sordera, alteraciones neurológicas, deficiencias intelectuales o de comunicación o amputaciones severas de los cuatro miembros.

IMPORTANTES SECUELAS

Según el “Estudio de evaluación de la carga de la enfermedad meningocócica frente a la no vacunación” encargado por la Asociación Española de Meningitis (AEM) y realizado por el Instituto de investigación sanitaria Valdecilla (IDIVAL), refleja que el 55% de quienes la padecen sufre consecuencias físicas y que el 60% requiere apoyo emocional continuo. La gravedad de las secuelas demanda cuidados y terapias muy costosas. Se estima que el coste anual de los cuidados de un afectado por meningitis asciende a 11.050 euros. Esa cantidad puede alcanzar hasta los 921.901 euros durante toda la vida del paciente. La meningitis arrasa con todo el ámbito familiar y muchos necesitan ayuda para reconstruir su nueva normalidad desde cero.

Partidaria de este compromiso es también la Asociación Española de Vacunología quien ha defendido la necesidad de invertir en vacunas porque suponen un gasto a corto plazo pero un ahorro a largo plazo. Las cifras hablan por sí solas. El cuidado de las secuelas de un superviviente rondan el millón de euros para la seguridad social.

“Por todo lo expuesto, los firmantes entendemos que es de vital importancia y de urgente necesidad impulsar este manifiesto en el que reivindicamos el fin de la desigualdad en el calendario vacunal y criterios de homogeneización en el ámbito nacional de cara a incluir la vacuna contra la meningitis B en el calendario vacunal de nuestro país, además de trabajar en la sensibilización y visibilización respecto a esta enfermedad que no forma parte del pasado, para de este modo sumar a España a la hoja de ruta de la OMS para derrotar la meningitis antes de 2030 y seguir luchando contra una enfermedad prevenible que hoy día sigue costando vidas y sueños de familias enteras”, concluye el manifiesto.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto