RUTINA DE BELLEZA

Este es el orden concreto que deberías seguir para lucir un maquillaje perfecto

Una correcta rutina de maquillaje debe incorporar una buena limpieza facial y productos que debes conocer.

Rutina maquillaje (Foto. Freepik)
Rutina maquillaje (Foto. Freepik)

time 3 min

04.07.2022 - 15:00

Siempre hemos escuchado aquello de “el orden de los factores no altera el producto”, sin embargo en el mundo de la belleza y más concretamente en el mundo de las rutinas de maquillaje, llevar un orden concreto puede ayudar a conseguir un resultado mejor y más satisfactorio.

¿Alguna vez te has preguntado cuál debe ser el orden concreto que deberías de seguir a la hora de aplicar tus cosméticos favoritos? En primer lugar, la limpieza debe ser fundamental. Gracias a ella conseguimos que la piel este oxigenada, limpia y descongestionada, con los poros libres de impurezas, suciedad y exceso de grasa. Todo esto es clave para que los productos que apliquemos después funcionen al 100% y consigan penetrar hasta donde tienen que hacerlo.

  1. Limpiador. A la hora de limpiar, escoge productos dependiendo el tipo de piel. Para la piel seca, lo mejor es utilizar una leche limpiadora por la mañana de textura más suave. Para  la noche, lo mejor es optar por una crema limpiadora para retirar el resto de impurezas acumuladas en la piel a lo largo del día. Piel sensible, la mejor opción son las aguas micelares, ya que no es necesario arrastrar el producto. Para las pieles grasas, lo mejor son los limpiadores en gel o mousse porque arrastran más las impurezas y los propios aceites naturales de la piel.

  2. Tónico.  La aplicación del tónico es el paso más importante para mantener una piel sana y equilibrada. Ayuda a reequilibrar el pH de la piel y a fortalecer esa barrera protectora.

  3. Sérum. Es uno de los cosméticos que han creado un antes y un después en la rutina de cuidado facial. El sérum es uno de los cosméticos más eficaces porque lleva una alta concentración de principios activos que consiguen penetrar, gracias a su textura, a las capas más profundas de la piel.

  4. Contorno de ojos. Se trata de una zona que hay que nutrir en profundidad, incluso en las pieles más grasas. Tiende a deshidratarse y secarse mucho más que el resto del rostro, pierde elasticidad y suelen salir líneas de expresión. 

  5. Bálsamo labial. Hidrata el labio mientras continúas con la rutina de cuidado facial, así conseguirás que vayan penetrando todos los principios activos.

  6. Crema hidratante. En función de nuestro tipo de piel, debemos escoger una u otra. Para la piel grasa lo mejor es optar por hidratantes que sus principios activos ayuden a retener la humedad de la piel. Las pieles secas, se recomienda hidratantes con agentes nutritivos que proporcionen elasticidad.

  7. Corrector. Corrige las discromías o alteraciones de color en la piel producidas por manchas de sol, granitos u ojeras. Aplica corrector antes de la base de maquillaje porque es posible que haya manchas que necesites cubrir con tonalidades que necesitarás neutralizar con la base.

  8. Base de maquillaje. El tono de la base debe ser lo más parecido posible al subtono de la piel. Subtono frío, para pieles que se enrojecen con facilidad, reactivas y sensibles al sol. Cálido, pieles con pigmentaciones amarillas o doradas. Neutro, pieles que pueden presentar zonas con diferentes pigmentaciones. Son pieles más beige.

  9. Iluminador. Existen dos tipos diferentes: fluidos de cobertura ligera y translucida que tengan un suave velo perlado. En polvo, que suelen ser más brillantes dado que por lo general tienen más concentración de pigmentos.

  10. Polvos. Encargados de sellar toda la base y de alargar la duración del maquillaje.

  11. Maquillaje de ojos. Aplica una prebase para alargar la duración de las sombras y potenciar el color. Maquilla con sombras de ojos a tu gusto. Después, la máscara de pestañas y maquilla las cejas.

  12. Polvos de sol y colorete. Para evitar efectos indeseados a la hora de aplicar los polvos de sol, elige un tono o dos como máximo por encima del tono de tu propia piel.

  13. Labial. Puedes escoger un primer para suavizar el labio y prolongar la duración del color. Además, si tienes líneas de expresión o los contornos no están muy definidos, el primer va a evitar que el labial se mueva.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto