DEBATE DE TOTALIDAD EN EL CONGRESO

Darias defiende la Ley de Equidad por “ampliar derechos” pero no calma las demandas de la oposición

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, se muestra orgullosa de una “ley ideológica que amplía derechos y no los recorta”. Mientras, la oposición deja claras sus exigencias para la futura tramitación.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, interviene en el Congreso de los Diputados (Foto: Congreso)
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, interviene en el Congreso de los Diputados (Foto: Congreso)

time 4 min

22.09.2022 - 12:45

El Congreso de los Diputados ha celebrado este jueves el debate sobre las enmiendas a la totalidad presentadas al proyecto de Ley por la que se modifican diversas normas para consolidar la equidad, universalidad y cohesión del SNS. Finalmente, únicamente Vox y Ciudadanos han pedido la devolución del texto al Gobierno, después de que el PDeCAT y Junts hayan retirado las suyas.

Precisamente por este asunto, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha comenzado su intervención agradeciendo el “esfuerzo de diálogo y entendimiento” alcanzado con el PDeCat y Junts, fuerzas que finalmente han retirado sus enmiendas. De hecho, ha reconocido que han sido días “de intensa negociación” tanto con sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, como con los grupos nacionalistas y hasta “con el conseller”, refiriéndose al catalán Josep Maria Argimon.

Carolina Darias: "Claro que la Ley de Equidad es ideológica, porque amplía derechos y no los recorta como cuando gobernaba el PP"

Sin embargo, y pese a que ha compartido su voluntad de “seguir trabajando juntos para llegar a un consenso” la política canaria ha presenciado un debate que anticipa una dura negociación con todos los grupos parlamentarios en el seno de la Comisión de Sanidad. A tenor de las declaraciones expresadas en el pleno, el Ministerio tendrá que lidiar con quienes piden una gestión pública expresa, quienes no comparten que se acabe con los conciertos privados o quienes ven una invasión de competencias.

En todo caso, Carolina Darias ha respondido a las críticas de parte de la oposición que tachan el texto de ideológico, defendiendo que “claro que sí” lo es, subrayando que “amplía derechos sanitarios y no los recorta”. Por ello, ha puesto en valor avances como “una mayor universalidad” de la asistencia sanitaria, la unificación de la cartera de prestaciones, el blindaje frente a futuros copagos o el fortalecimiento de la sanidad pública “a través de la gestión directa”.

RECHAZO DE VOX Y C’S Y CRÍTICAS DEL PP

Tras la ministra han tomado la palabra quienes han mantenido su enmienda a la totalidad. Por parte de Vox, Juan Luis Steegman ha enumerado las razones por las que piden su devolución, al tiempo que ha defendido su propuesta de atención sanitaria: “que todos los españoles sean atendidos en cualquier sitio sin tener en cuenta su procedencia y que todos cuenten con capacidad de elección”.

En su lugar, ha compartido sus críticas: es “estatalista” porque quiere “prohibir de facto los conciertos sanitarios”; “no tiene base empírica” al no presentar “ningún estudio concluyente”; es “contradictorio” al “reconocer que la gestión pública es insuficiente mientras no aportan mejoras”; es “inoportuno” porque cree que la sanidad privada puede ayudar a reducir los 760.000 pacientes que están en lista de espera;  o que “carece de fundamento económico creíble”.

Vox cree que es "inoportuno" no contar con la privada para reducir las listas de espera; C's califica de "hipócrita" la iniciativa; y el PP pide no retomar "un debate ya superado"

En la misma línea, Guillermo Díaz, de Ciudadanos, ha rechazado el texto por que está “lleno de prejuicios” y por tener “una carga ideológica inaceptable”. Con respecto a la discusión sobre la sanidad privada, ha calificado de “aberración” lo planteado, al tiempo que ha tachado de “hipócrita” al PSOE al mencionar que “las CC.AA. gobernadas por los socialistas también tienen conciertos”. En este sentido, ha criticado que “pone en peligro la sostenibilidad del SNS”.

Por otro lado, el diputado de la formación naranja ha lamentado que “ni en esta Ley ni en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) han introducido mejoras en la remuneración del personal sanitario ni más refuerzos para la Atención Primaria”, por lo que ha concluido que la ley “no se preocupa de que los españoles sean iguales en derechos”.

Por su parte, aunque el PP no ha presentado enmienda a la totalidad, Ana Pastor ha sido especialmente crítica con la ministra. A juicio de la diputada popular, se trata de “propuestas sectarias” que colisionan con lo que considera “un debate ya superado” por el que “el sector privado es de colaboración con el sector público”. Por ello, ha reclamado que se vuelva “al consenso de la Ley General de Sanidad de 2003”, mientras que ha augurado unos meses de tramitación “entretenidos”.

UNIDAS PODEMOS Y NACIONALISTAS, MUY PENDIENTES

Pero la ministra de Sanidad no solo se ha encontrado con la oposición de la bancada de la derecha, sino que también ha presenciado que lo tendrá también difícil con su socio de Gobierno y aquellos grupos que apoyaron la investidura de Pedro Sánchez y sustentan habitualmente al Ejecutivo en cada iniciativa que presentan.

Unidas Podemos exige a Darias que sus enmiendas se incorporen a la ley; desde ERC, PNV, EH Bildu, Junts y PDeCAT subrayan que no será posible su aprobación sin respetar las competencias

Comenzando por Unidas Podemos, Rosa Medel ha trasladado a Darias que desde su grupo “no queremos esta Ley”, por lo que le ha exigido que “necesitamos derogar de verdad la Ley 15/1997”. Por ello, y aunque ha defendido su voluntad por “negociar y llegar a un acuerdo” con el PSOE, también ha reclamado que las enmiendas presentadas por la formación morada “estén en esta ley”.

Por su parte, Xavier Eritja (ERC) ha avanzado que estarán “vigilantes” sobre dos asuntos: “el respeto al marco competencial y el avance en el acceso universal a la sanidad”. Desde el PNV, Joseba Andoni Agirretxea ha reprochado tanto “las formas” en las que ha llegado la ley al debate como “el fondo”, porque “no nos puede imponer ningún modelo de gestión”. Además, Iñaki Ruiz de Pinedo (EH Bildu) le ha pedido que legisle contra “los aspectos actuales que posibilitan burlar la excepcionalidad” para contar con la sanidad privada y que “amplíe” la cartera común de servicios.

En cuanto a los grupos que retiraron sus enmiendas, ambos han celebrado que se mantenga el “modelo de éxito” que representa el servicio sanitario catalán. Miriam Nogueras (Junts) ha advertido que “solo si hay acuerdo con Cataluña, habrá ley”, mientras que Concepció Cañadell (PDeCAT) ha agradecido la “sensibilidad” del Ministerio con el modelo catalán y ha subrayado que cualquier cambio “lo seguiremos defendiendo desde Cataluña”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto