Menú
Los alimentos influyen en el estado de ánimo

Alimentación saludable, uno de los grandes aliados para nuestra salud contra el confinamiento

La ampliación del Estado de Alarma alarga el confinamiento de los españoles en sus hogares por lo que, ante la reducción de la actividad física, deben cuidar su alimentación para evitar el desarrollo de problemas de salud.

Estos días, más que nunca, es fundamental cuidar nuestra alimentación ya que los malos hábitos tienen consecuencias para la salud (Foto. Freepik)
Estos días, más que nunca, es fundamental cuidar nuestra alimentación ya que los malos hábitos tienen consecuencias para la salud (Foto. Freepik)

time 3 min

26.03.2020 - 00:00

La epidemia de SARS-CoV-2 ha sumido a España en una situación de confinamiento que, como mínimo, se prolongará hasta el próximo 12 de abril tras la decisión de Gobierno de prorrogar otros 15 días más el Estado de Alarma.

Los españoles y españolas se han visto confinados en sus hogares con unas restricciones a la movilidad prácticamente totales salvo en aquellos casos en los que se requiera el desplazamiento al lugar de trabajo o para el abastecimiento de bienes de primera necesidad, como alimentos o medicamentos, entre otras excepciones.

Una situación que se ha traducido en una drástica y repentina reducción de nuestra actividad física diaria. Hecho que puede tener consecuencias en nuestra salud en caso de no cuidemos aspectos tan importantes como nuestros hábitos alimenticios.

En ConSalud.es, hemos tenido la oportunidad de analizar esta fotografía de la mano de María del Mar Larrosa Pérez y Sara Martínez López, investigadoras y profesoras en el área de Nutrición y Alimentación en la Universidad Europea.

Comenzamos la entrevista poniendo el foco en cuáles serían las principales recomendaciones en términos de nutrición saludable para afrontar esta situación de confinamiento.

CONFINAMIENTO Y NUTRICIÓN SALUDABLE

Las investigadoras señalan que las recomendaciones son llevar una dieta lo más sana posible que incluya cereales integrales (pan o pasta), legumbres (entre dos y tres veces por semana), frutas y verduras (cinco raciones al día) y frutos secos (nueces, almendras y avellanas). En menor cantidad, se recomienda el consumo de pescado, carne (preferiblemente de ave como pollo y pavo) y huevos (hasta tres o cuatro por semana).

Se recomienda limitar el consumo de alimentos muy calóricos y procesados. Para evitar la tentación del consumo de estos alimentos procesados (bollería, dulces etc.) lo mejor es no comprarlos.

Al estar todo el día en casa, es normal que surja la tentación de picar entre horas. Ante estos momentos que encuentran su origen en sentimientos como la ansiedad o el aburrimiento, lo más remendable es escoger yogures, frutas o verduras, aperitivos sanos como hummus (crema de garbanzos) o guacamole (de aguacate) que podemos acompañar de verduras en forma de palitos (apio, zanahorias, pepinos etc..).

Se recomienda limitar el consumo de alimentos muy calóricos y procesados. Para evitar la tentación del consumo de estos alimentos procesados (bollería, dulces etc.) lo mejor es no comprarlos

En estos días es muy importante planificar el menú semanal ya que debemos permanecer en casa y salir lo imprescindible. La organización del menú también nos ayudará a la hora de hacer la compra en el supermercado, teniendo claro los artículos que voy a necesitar y reduciendo nuestro tiempo de permanencia en el exterior. Además, se recomienda intentar ingerir un poco menos de cantidades de lo habitual para evitar el sobrepeso.

LA ALIMENTACIÓN Y NUESTRO ESTADO DE ÁNIMO

El confinamiento supone una pérdida de la totalidad del contacto social más allá de las personas con las que estamos compartiendo esta situación, por lo que es normal que experimentemos distintas emociones y sensaciones que afecten a nuestro bienestar mental.

No debemos olvidarnos tampoco de los alimentos ricos en vitamina D, ya que esta la obtenemos del sol y es probable que en estos días podamos experimentar un descenso

Las investigadoras recalcan que una dieta sana, como la expuesta a lo largo de estas líneas basada en la dieta mediterránea, contribuye a encontrarnos mejor.

Los alimentos integrales, las frutas y las verduras no pueden faltar en nuestras cestas de la compra en una situación de confinamiento. No debemos olvidarnos tampoco de los alimentos ricos en vitamina D ya que esta, la obtenemos del sol y es probable que en estos días podamos experimentar un descenso.

Estos días, más que nunca, es fundamental cuidar nuestra alimentación ya que los malos hábitos tienen consecuencias para la salud. Y más en periodos en los que nuestra actividad física se ve reducida al mínimo.

Una mala alimentación tiene muchas consecuencias para la salud. La primera, es el sobrepeso que puede llevar asociado el desarrollo de numerosas patologías como enfermedades cardiovasculares, diabetes o hipertensión entre otras.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (1)
0 + 0 -
luis gonzalez, 2020-06-01 09:42:25

excelente texto que nos previene de enfermedades por descuidos en nuestra alimentación y nos hace ser consciente que debemos de comer lo mas sano nutrir lo que nuestro cuerpo necesita. acompañando de una serie de ejercicios prácticos

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto